27 mayo, 2014

Alboroto. Hace unos meses, la visita de Justin Bieber a Argentina terminó en un escándalo.

Tras suspender su segundo recital aduciendo un trastorno estomacal, el artista protagonizó un gran papelón: ingresó al club INK, de la ciudad de Palermo, y junto a su seguridad causó un revuelo que terminó en una agresión al fotógrafo Diego Pesoa, que dio lugar a una demanda judicial. Por ahora, al músico solo se le han incautado sus equipos, y se le giró embargo por $496.000 (¢274.000.000).

El abogado querellante Matías Morla habló con el programa Personajes.tv y analizó las razones del nulo avance en la causa contra Justin Bieber, y hasta dejó en claro que Bieber podría terminar preso si llegara a avanzar la causa.

“Seguimos esperando que el juez Diego Slupski tome una medida, dado que en el legajo están todas las pruebas incorporadas y ya declararon más de diez personas. Inclusive, hay varias pruebas, como videos, que ya permiten sostener que Bieber participó de los delitos de estafa, robo calificado, y hurto simple. Hemos acreditado todo en la causa”, dijo.

Morla se ocupó de investigar en profundidad los antecedentes de Bieber y relató que en EE. UU. el cantante tiene una causa parecida. “Cuando viajé allí me encontré con la noticia de que esta procesado por robar una cámara de fotos. Entonces es algo que el intérprete hace siempre y es algo muy grave. Incluso, en ese país, por manejar alcoholizado lo sacaron esposado”, dijo y anticipó: “Justin Bieber va a terminar con un pedido de captura internacional, pero el juez Slupski no se anima a tomar tal decisión judicial. Por ejemplo, si la misma causa la tuviera una persona común ya estaría presa”. La Nación/ GDA

Etiquetado como: