Netflix estrenará esta semana la segunda temporada de The Crown, una serie cargada de poder, historia y drama sobre la Reina Isabel II

Por: Lucía Vásquez 7 diciembre

“No es solo la historia de una familia, es la historia de la Gran Bretaña de posguerra”, dice el director de The Crown, Stephen Daldry, en un detrás de cámaras.

“Vemos que son humanos y están expuestos”, agrega Matt Smith (Felipe de Edimburgo), explicando que la serie ‘quita la máscara’ que la familia real usa en público.

Eso, para quienes ya vieron la primera temporada de The Crown de Netflix, está más que claro.

Tras una exitosísima primera entrega de capítulos que puso al mundo a hablar sobre la realeza británica, la serie regresará con todo a Netflix este 8 de diciembre.

La trama se desarrolla en los comienzos del reinado de Isabel ll en un contexto histórico decisivo: los años sesenta, en un convulsionado Reino Unido tras situaciones políticas complejas a lo interno y externo.

Sus territorios de ultramar y la emancipación de muchas de sus colonias en África y el Caribe tenían a la corona en vilo.

En esta temporada, la reina se encuentra en una época con mayor experiencia, aunque con retos muy distintos debido a los cambios sociales y políticos luego de la Segunda Guerra Mundial.

En un video lanzado por Netflix, se muestra cómo, al igual que en la primera temporada, la reina deberá enfrentar estas crisis.

“Los sesenta fueron un nuevo período para el país no sólo para la monarquía. La monarquía debe modernizarse, por un lado, y por el otro, ella debe conservar su matrimonio”, cuentan los productores en una cinta que adelanta cómo la reina además deberá sobreponerse a las infidelidades de su marido, el príncipe Felipe de Edimburgo.

“Como en cualquier matrimonio duradero, hay tensiones y peleas. Las debilidades y las dificultades quedan expuestas. Nos detenemos en sus dificultades”, agregan los productores de la serie.

La serie y sus estrellas han sido nominados y galardonados con numerosos premios, incluyendo mejor actriz y mejor actor en los 23.° Premios del Sindicato de Actores de Cine (SAG Awards).
La serie y sus estrellas han sido nominados y galardonados con numerosos premios, incluyendo mejor actriz y mejor actor en los 23.° Premios del Sindicato de Actores de Cine (SAG Awards).

The Crown, con diez nuevos episodios, es una de las series más costosas de la historia de la plataforma de streaming. El proyecto de Netflix con este título es crear seis temporadas con la misma cantidad de capítulos cada una.

“La segunda temporada examina el recorrido del príncipe Felipe. Nos enteramos de cosas sobre él que pocos saben, pero además su personaje toma un rol protagónico como nunca antes”, dice Philip Martin, productor ejecutivo de The Crown.

La serie ha sido muy bien acogida con la crítica. Para Variety, esta nueva temporada es cautivadora de una manera que casi injusta.

“Se siente extraño caer bajo el hechizo de la segunda temporada por varias razones: las confortables comodidades de un drama de vestuario parecen estar muy fuera de sintonía con el mundo en 2017, una segunda temporada es a menudo menos cautivadora que la primera, y hay más televisión que nunca”, escribió la revista. “Pero, de nuevo, es un espectáculo sobre una mujer perseverante a toda costa, incluso cuando los hombres que más ama le fallan, por un sentido del deber hacia el futuro”.

El medio Hipertextual agregó que en muchas ocasiones se nos confronta con una barrera generacional donde la tecnología parece de la época de piedra. Sin embargo, eso no evita quedar atrapados por el encanto de la serie.

“A The Crown se le puede acusar de ser una serie sin grandes picos de acción y que más bien se cocina a fuego lento, aunque sin duda es muestra de un drama complejísimo y ambicioso que logra sembrar el interés por los siguientes episodios (y por las demás temporadas)”, escribió el medio. “Eso sí, se disfruta mucho el trayecto lento y ceremonioso (nunca mejor aplicado este término) de cada capítulo”.

Véala: Viernes 8 de diciembre por Netflix

Etiquetado como: