7 noviembre, 2015

Colombia

En el universo de los videojuegos, la consola es reina y lo ha sido por décadas. Pero ese reinado no durará mucho. Una creciente gama de otros dispositivos está capturando la atención y la billetera de los jugadores al ofrecer nuevos tipos de juegos y de experiencias que se acercan a lo que ofrecen las consolas.

Los videojuegos de smartphones y tabletas son el segmento de más rápido crecimiento en el mercado de videojuegos. Los juegos móviles están en alza debido a que requieren menos esfuerzo y compromiso que los juegos de consola. Y los desarrolladores de juegos tienen sus miras en otras plataformas móviles, como los relojes inteligentes.

Mientras más juegos de alta calidad salen en versiones móviles, hay menos incentivos para gastar más en una consola. Algunos dicen que los juegos móviles jamás podrán igualar la calidad de los juegos de consola.

Es difícil discutir con el argumento de "entre más grande, mejor", y definitivamente los juegos en una pantalla grande pueden ser más interesantes. Pero la habilidad de reflejar pantallas, es decir, ver en una TV lo que está en la pantalla de su smartphone o tableta, como con Chromecast de Google, sugiere que eso no es problemático para muchos.

Hay más de 1.000 millones de personas que juegan regularmente videojuegos fuera de la consola. Existe otro desafío para las consolas que saciará con creces el apetito de los jugadores por la fidelidad de gráficos e intensidad de juegos: los juegos de PC, dominados por la plataforma de distribución de juegos Steam, de Valve Corp. Incluso hay un retador emergente en la pantalla grande: los servicios de streaming de TV como Amazon Fire TV y Nvidia Shield TV, que apuntan a convertirse en proveedores de juegos que satisfarán un creciente grupo de jugadores de consolas tradicionales. Los juegos en la nube son una amenaza de más largo plazo para las consolas.

En el futuro, implicará que los juegos no necesiten de un dispositivo. Por otro lado, la realidad virtual y la realidad aumentada ya están casi aquí. No pasará mucho tiempo antes de que los juegos cinemáticos y la producción de películas del calibre de Hollywood se fusionen, algo que los juegos y las películas de pantallas planas jamás podrán hacer.

La consola fue revivida 33 años después de su nacimiento.
La consola fue revivida 33 años después de su nacimiento.

En los últimos 40 años el mercado de los videojuegos ha evolucionado por las nuevas tecnologías y modelos empresariales y no hay motivo para creer que el nivel de innovación y cambio se desacelerará. Si aún busca los últimos y mejores videojuegos, su consola está segura de la competencia directa hoy. Pero no espere comprar otra una vez que esta generación pierda ímpetu.

Otro punto de vista. Con la constante aparición de nuevas opciones de entretenimiento electrónico en el mercado, uno podría tener la impresión de que las consolas de videojuegos están desapareciendo. Y no es así. De hecho, están prosperando. Y seguirán prosperando conforme siguen evolucionando como centros de entretenimiento que proveen lo que los consumidores quieren más que cualquier otro competidor, incluyendo un contenido que transciende los juegos, pero también un elemento social y una complejidad en los videojuegos que ninguna otra plataforma puede igualar.

Las consolas han demostrado su resistencia en términos de ventas. Tanto la Microsoft Xbox One como la Sony PlayStation 4 están siguiendo las trayectorias de ventas de sus predecesoras, la Xbox 360 y la PlayStation 3. Cada modelo vendió más de 85 millones de unidades.

Las consolas ya no son solo para jugar. Se están usando para hacer streaming de música, o para charlar por Skype. Por encima de todo: el streaming de video de servicios como Netflix y Hulu Plus se ha convertido en la actividad más común en línea en las consolas Sony y Microsoft. Esa es la mejor prueba de que las consolas de juegos se han transformado en centros de entretenimiento, cada vez más sólidos en los hogares. Pero con la explosión de los dispositivos móviles y todo lo que pueden hacer, ¿no está llegando a su fin el entretenimiento en la sala de estar?

La respuesta es no: más consumidores están hallando formas alternativas para traer contenido a la TV. Y las consolas les dan a los consumidores lo que quieren. Todavía les gustan los videojuegos y las consolas tienen una gran ventaja sobre otras plataformas. Es fácil para cuatro personas que están juntas tomar los controles y empezar una partida multijugador.

¿Cuándo se ha visto a cuatro personas que agarran cuatro tabletas y empiezan a jugar? Los juegos móviles no pueden reemplazar la rica experiencia social que viene de una consola. Así mismo, los controles de estas permiten una gama amplia de acciones, mientras los juegos de PC usan combinaciones de mouse y teclado, y producen una experiencia muy distinta.

¿Y la nube volverá las consolas obsoletas? En nuestra vida, sí, pero no en la próxima década. Hoy hay muchos obstáculos técnicos, como la insuficiente banda ancha en los hogares, como para permitir que los juegos que solo están en la nube dominen.