Jueza estimó que la empresa estadounidense no probó daños ligados a las violaciones de patentes de Samsung

 27 agosto, 2014

Nueva York.

Así lucía esta mañana el centro de convenciones Moscone en San Francisco (California) antes del arranque de la conferencia de Apple.
Así lucía esta mañana el centro de convenciones Moscone en San Francisco (California) antes del arranque de la conferencia de Apple.

Una jueza rechazó este miércoles un requerimiento de Apple para prohibir las ventas en Estados Unidos de los teléfonos inteligentes de su rival Samsung, enfrentada con la compañía de la manzana en un largo litigio por violación de patentes.

Apple había registrado un nuevo requerimiento ante un Tribunal californiano tras un juicio que terminó en mayo y que dictaminó la violación de patentes de Samsung a la empresa estadounidense.

En el recurso Apple solicitó la prohibición permanente de una veintena de teléfonos inteligentes y de dos modelos de tabletas de Samsung.

Se trata de antiguos modelos como los teléfonos Galaxy S y S2 o la tableta Galaxy Tab 10.1, que Samsung dejó de vender en Estados Unidos.

La jueza Lucy Koh estimó ahora que Apple no había probado "daño irreparable" ligado a las violaciones de patentes de Samsung, lo que habría justificado una prohibición permanente de venta de los productos en Estados Unidos.

"Apple no estableció que había sufrido daños importantes que afecten a sus ventas o su reputación, ni fijó causa directa entre estos daños potenciales y la violación de patentes cometida por Samsung", explicó la jueza.

Esto es un nuevo revés para Apple: Samsung fue obligada en mayo a pagar una multa de alrededor de $120 millones, en vez de los $2.000 millones reclamados por la empresa estadounidense.

El enfrentamiento entre Apple y Samsung, que dominan el mercado mundial de smartphones y tabletas, es constante.

Los dos grupos concluyeron un armisticio parcial a comienzos de mes, anunciando el abandono de sus litigios recíprocos en todo el mundo, excepto en Estados Unidos.

Etiquetado como: