Defectos de fabricación del sistema de inflado del airbag podrían causar un despliegue inusual del dispositivo en caso de colisión y a continuación herir a los pasajeros o incluso causar su muerte

Por: Juan Fernando Lara 14 mayo, 2015
sitio web de Takata, el fabricante de las bolsas de aire que potencialmente podría representar un problema para los conductores
sitio web de Takata, el fabricante de las bolsas de aire que potencialmente podría representar un problema para los conductores

San José

Los fabricantes japoneses de vehículos Toyota, Honda y Nissan anunciaron entre ayer y hoy nuevas llamadas a revisión para 11,5 millones de carros en todo el mundo debido a problemas ligados con las bolsas de aire (airbags) que utilizan y que fueron fabricados por la empresa japonesa Takata.

Takata es uno de los más importantes proveedores de estas unidades para el sector y ahora está acusado de haber reaccionado tardíamente al problema en últimos años.

Desde el año 2008, 16 millones de vehículos (de ellos 10 millones distribuidos en EE. UU.) de Nissan, Toyota y otros fabricantes habían sido llamados para cambiarles los infladores de las bolsas de aire de Takata. Según Takata, el fallo que se cree podría haber provocado hasta cinco muertes en distintos países, se produce sólo en condiciones de elevada humedad.

Quien desee asegurarse si su vehículo podría estar afectado, puede visitar los siguientes sitios de Toyota, Nissan y Honda donde los fabricantes piden a los interesados ingresar en un formulario el número de chasis del vehículo conocido en inglés como VIN (Vehicle Identification Number). En el escenario que su vehículo aparezca listado, comuníquese de inmediato con el distribuidor de la marca en el país: en el caso de Toyota es Purdy Motor ( 2519-7777 ), para Nissan Agencia Datsun ( 2290-0505 ) y en el caso de Honda es Franz Amrhein & CO (2257-6911).

Sin embargo, Toyota optó por recomendar esta nueva ronda de revisiones luego de una investigación sobre esos dispositivos incluidos en sus vehículos. El fabricante nipón concluyó que los defectos de fabricación en el sistema de inflado del airbag podrían causar un despliegue inusual del dispositivo en caso de colisión y a continuación herir a los pasajeros o incluso causar su muerte. Honda fue más allá precisando en un sitio web el nivel de peligro y alerta involucrado.

"El defecto en este vehículo podría matar o lesionar a usted o a otros pasajeros en el vehículo. Específicamente, en algunos vehículos, el inflador de la bolsa de aire delantera del asiento del conductor o del pasajero puede producir presión interna excesiva cuando se despliega.

Si una bolsa de aire afectada se despliega, la presión interna aumentada puede provocar la ruptura (rotura) del inflador y que se despliegue de manera anormal. En caso de ruptura de un inflador, sus fragmentos metálicos podrían atravesar el material del cojín de la bolsa de aire, lo que podría causarles lesiones graves o mortales a usted o a otros en el vehículo. Rupturas anteriores como esta han causado lesiones graves e, incluso, la muerte", precisó el sitio de Nissan dedicado al tema.

Hasta la fecha, Toyota no tiene constancia de que se hayan producido víctimas en accidentes relacionados con los airbag en ninguno de los casi 5 millones de vehículos adicionales que ha llamado a revisión.

En el caso de Toyota, la convocatoria a revisión se cierne sobre 5 millones de automóviles, la mayoría vendidos en Japón (1,35 millones) y Europa (1,26 millones), mientras que en Estados Unidos hay 637.000 automóviles afectados; entre otros destinos, informó la empresa.

En total, 35 modelos fabricados entre marzo de 2003 y noviembre de 2007 están incluidos en la nueva llamada del líder mundial del automóvil. Entre los modelos hay sedanes Corolla, RAV4 Sport y camionetas Tundra. Este representa el segundo mayor llamado a inspección hasta ahora de Toyota luego de uno ocurrido en octubre del 2012 que afectó a 7 millones de vehículos.

Hasta el anuncio de hoy, un total de 3,1 millones de automóviles del fabricante nipón han pasado por los talleres debido a los problemas en los airbag, que podrían suponer un riesgo para los pasajeros.

Nissan, por su parte, también anunció que revisará 1.563.000 de vehículos en todo el mundo por el mismo motivo. La mayor parte se vendieron en Japón (288.397 unidades), mientras que otras 563.000 unidades corresponden a Europa y 326.000 a Norteamérica, donde se incluye a México. Los modelos afectados incluyen sedanes Sentra, micro-buses Caravan y vehículos deportivos X-Trail fabricados entre el 2004 y 2007.

Finalmente, hoy el tercer constructor japonés de automóviles, Honda, confirmó que también revisará 5 millones de vehículos en el mundo por idénticas razones citadas por sus rivales Toyota y Nissan. Estos vehículos incluyen modelos Civic, Accord, Pilot, Odyssey y los Acura TL, CL, RL y MDX fabricados entre los años 2001 y 2008.