Accesorio se lleva en la muñeca como un reloj pero funciona como teléfono. Está diseñado para niños con edades entre 4 y 11 años.

Por: Juan Fernando Lara 5 marzo, 2015

San José

Las empresas Telefónica y Filip Technologies anunciaron que venderán en Europa y América Latina un accesorio dirigido a padres con niños pequeños llamado Filip, el cual es una mezcla entre teléfono y reloj que conecta a padres e hijos con solo pulsar un botón.

Lanzado en el 2013 en Estados Unidos, Filip promete a los padres estar más tranquilos y a sus hijos libertad de movimiento sin patrullaje constante. Filip se lleva en la muñeca como un reloj pero además funciona como teléfono. Está d iseñado para niños entre 4 y 11 años.

Combina tecnologías GPS, Wi-Fi y GSM en un colorido reloj, que los niños pueden llevar al colegio, al parque o cualquier otra parte como una alternativa intermedia antes de darle a un niño pequeño la responasbilidad de un teléfono inteligente; incluida la posibilidad de perderlo. Con Filip, el teléfono siempre está en la mano.

El accesorio permite localización, realizar hasta cinco llamadas de voz orpimiendo un botón o el envío de mensajes directamente a los niños. De esta forma, el adulto mantiene el control en todo momento gracias a una app instalada en su propio smartphone y elige cinco contactos de confianza con los que su hijo puede comunicarse.

FiLIP también permite que los padres establezcan "zonas seguras" de tal forma que reciben una alerta si el niño entra o sale de las áreas delimitadas; por ejemplo, escuela, hogar, centro comercial, etc.

Aunque ningún padre desearía ver a sus hijos en una situación de peligro, de llegar a ocurrir una emergencia (un sismo, por ejemplo), FiLIP incluye un botón de emergencia que, al ser pulsado por el niño, activa un procedimiento de emergencia para localizarlo y llamar sucesivamente a todos los contactos de emergencia, previamente seleccionados por el padre, hasta que alguno conteste.

Su arribo a Latinoamérica (está por verse si también llegará a Costa Rica) sería en el transcurso de los próximos meses pues empezará a venderse en Europa primero. Sin embargo, puede conseguirse en amazon.com por $149.

Provisto con puerto USB para cargarlo, el aparato sí ha recibido algunas críticas en territorio estadounidense debido a que la localización del aparato no es tan exacta y los costos mensuales asociados a su uso debido a la obligatoriedad de adquirir un plan telefónico con la empresa AT&T.

No obstante, también las reseñas de producto lo señalan como uno durable y fácil de usar. En última instancia, será el consumidor latinoamericano quien definirá si la idea detrás del Filip es una opción justa para sus necesidades.