Llega con pantalla de 4,7 pulgadas en alta definición, cámara trasera de 12 megapíxeles pero sin ser resistente al agua como el S5

Por: Juan Fernando Lara 13 agosto, 2014

San José.

Sin ruido mediático o redoble de tambores; silenciosamente; Samsung anunció hoy la llegada del último miembro de su familia de teléfonos Galaxy; el Alpha, un teléfono con borde metálico como un iPhone 5S.

En una nota de prensa de cinco párrafos (tres de ellos de alabanza al nuevo dispositivo), el fabricante surcoreano señala que refinaron el diseño e incorporaron un marco de metal, esquinas curvas y una cubierta trasera suave al tacto, como la del Galaxy S5. En menos de 7 mm de espesor, es también de los dispositivos Galaxy más delgado a la fecha.

La nota de prensa habla de un "nuevo enfoque de diseño", por lo cual es previsible que futuros aparatos de esta familia de teléfonos incorporen ADN al Alpha en sus propias anatomías.

El Alpha llega con pantalla de 4.7 pulgadas en alta definición ( 1.280 x 720 píxeles ), cámara trasera de 12 megapíxeles (MP) y una frontal de 2,1 MP. Tiene capacidad de grabar en Ultra Alta Definición 4K (3.840 x 2.160 píxeles), memoria RAM de 2 Gigabytes (GB) y la útima versión de Android, la 4.4.4 (KitKat). Su espacio de almacenamiento es de 32 GB pero, distinto a otros Galaxy, llega sin ranura de memoria microSD para expandir esta capacidad.

La compañía coreana calló los precios del aparato o cuáles serán los primeros países donde aparecerá el Alpha. Solo reveló que en Reino Unido se pondrá a la venta a principios del otro mes y se venderá en matices negro, blanco, dorado, plateado y azul.

A diferencia del Galaxy S5, este Alpha no es resistente al agua, lo cual augura al usuario un manejo especialmente cuidadoso al usar este teléfono en un bar, el baño, la piscina, la mesa o atender llamadas bajo la lluvia. El Galaxy S5, en cambio, aguanta un chapuzón en agua de hasta 30 minutos a menos de un metro de profundidad.

El aparato sí incluye características del S5 como el escáner de huellas dactilares que se incorpora en el botón de inicio en la parte frontal del teléfono, y el monitor de frecuencia cardíaca en la parte posterior al lado de la cámara. También llega con acelerómetro, giroscopio, sensor geomagnético y de proximidad para reconocer gestos manuales.

Faltando menos de mes para el anuncio del iPhone 6 de Apple, el 9 de setiembre, Samsung también detalló hoy que su Alpha incluirá una capacidad de procesamiento de ocho núcleos, un octacore reza el comunicado. El sistema se dividirá en dos procesadores: uno a 1,8 GHz y otro a 1,3 GHz.

Quienes podrían creer que este teléfono incluye lo último y mejor de la tecnología en el mercado, podrían sentirse defraudados. Este no es el teléfono. Su resolución de pantalla se sitúa en el rango medio respecto a otros teléfonos (como el HTC One M8), tampoco resistte el agua como un Galaxy S5 que, además, posee una cámara de 16 MP: cuatro más respecto al Alpha.

Empero, sí es un teléfono con un rango amplio de equipamiento el cual será recibido con aprecio entre quienes desean distanciar sus palmas de la sensación a plástico de los otros teléfonos Galaxy. Eso sí, el metal solo se localiza en el borde del aparato, la parte trasera es tocar la del Galaxy S5.