26 julio, 2015

Argentina

Con Tinder no hubo suerte. Después de darle like a unos quince perfiles y tras algunas citas para el olvido, Juana F., estudiante de marketing de 23 años, decidió dar de baja a la aplicación en su smartphone.

"Me borré de Tinder", le anunció a una amiga que la había adentrado en ese mundo. Pero eso fue hace unos tres meses. Hoy, sin Tinder, pero con Happn en su celular, está otra vez "disponible" y en carrera en el mercado de citas 3.0.

"Lo primero que hago cuando me cruzo con alguien lindo por la calle o en el súper es abrir la aplicación y ver si esa persona aparece en la pantalla", confiesa Juana. Por ahora, dice, no hubo crush. Pero la esperanza está intacta. Y su optimismo, también.

¿Su frase de cabecera?: "A la casualidad hay que ayudarla".

Así es. El amor puede estar a la vuelta de la esquina o... aparecer de improviso en la pantalla del smartphone. La última gran aliada para que estos contactos visuales que comienzan de manera azarosa en la vía pública puedan tener una segunda oportunidad es Happn, una app de citas que ofrece a los usuarios un registro de las personas con las que se cruzaron ese día por la calle o cualquier otro lugar. Si él o ella bajó la aplicación, que en la Argentina ya acumula más de 200 mil usuarios y 4 millones en todo el mundo, hay chances de contactar a esa persona y avanzar hacia, digamos, una primera cita. Para eso, claro, hay que indicar que esa persona te gusta y, si la otra persona también puso lo mismo, se abre la posibilidad de un encuentro no casual.

La red social Happn es muy utilizada para buscar pareja.
La red social Happn es muy utilizada para buscar pareja.

Surgida en la París, la "ciudad del amor" a principios del año pasado, la app creada por Didier Rappaport, Fabien y Antony Cohen es considerada, por muchos, la "más romántica de las de su tipo" porque se basa en la vieja idea de que el amor puede estar en cualquier parte.

"Todo comienza en la vida real con dos personas que se encuentran por casualidad en el mismo lugar en el mismo tiempo, pasando por un momento 'mágico' que se traslada al mundo digital, cuando esa persona también usa Happn y su perfil aparece en tu página de inicio dándote una segunda oportunidad para entablar una conversación, si es que a esa persona también le gustás", explican sus creadores.El crush se produce cuando dos personas que se cruzaron coinciden en darle un like a la otra. Recién ahí se habilita un chat para coordinar un posible encuentro. También se puede enviar un saludo a una de las personas para llamar su atención. Y desde ahora es posible mandarle una canción a partir de una integración con Spotify.

"La música es una forma de expresión muy poderosa que define nuestra personalidad –dice Rappaport–. Es una oportunidad única de mostrarse cómo realmente son, de una forma mucho más emotiva. La posibilidad de enviar y escuchar música permitirá que se conozcan a un nivel más personal, algo que nadie más puede ofrecer en la actualidad", agregó.

Spotify estará integrado en el perfil de todos los usuarios de Happn, aunque no estén suscritos a la aplicación de música.

La inmediatez es uno de los secretos del éxito de este tipo de aplicaciones.

"Te cruzaste a alguien, no le hablaste, abrís el software y si esa persona también lo usa automáticamente podrás verla con el lugar y la hora exacta en la que lo viste. Eso es imposible en sitios Web", confían sus creadores.

Del celular a una posible cita.

1 Tinder. Muestra las personas más compatibles que estén alrededor de uno con la posibilidad de configurar la distancia en kilómetros

2 Grindr. Es muy popular en el mundo gay, pero dado su extraordinario éxito también la comenzaron a usar los heterosexuales.

3 OkCupid. Esta app permite crear un perfil, enviar mensajes y concretar la famosa cita a ciegas. Un algoritmo conecta a personas con intereses similares.