Aplicación usará simulador de conversaciones para conectar a personas con empresas

Por: David Vargas 12 abril, 2016
Mark Zuckerberg, presidente ejecutivo de Facebook, muestra las nuevas capacidades de Messenger en el evento inaugural F8 para desarrolladores.
Mark Zuckerberg, presidente ejecutivo de Facebook, muestra las nuevas capacidades de Messenger en el evento inaugural F8 para desarrolladores.

San Francisco, California

Las opciones novedosas para Messenger de Facebook, el fuerte impulso al video streaming, y el uso de la inteligencia artificial para hacer tareas diarias destacaron hoy martes en la presentación inaugural del evento F8 que organizó para desarrolladores el gigante de las redes sociales.

El plato fuerte de la actividad fue lo nuevo en Messenger, la aplicación de mensajería instantánea de Facebook. Messenger podrá ahora interactuar con chatbots –programas que simulan conversaciones con lenguaje llano– en diferentes situaciones. Esta innovación la podrían aprovechar empresas para contactar y conversar con sus clientes y motivarlos a realizar compras o adquirir servicios usando Messenger.

Al interactuar con chatbots, se podrá reservar habitaciones en un hotel, ordenar comida o solicitar un taxi con mensajes de texto en Messenger. La idea de los ejecutivos de Facebook es que esa aplicación sustituya varias apps y se convierta en el medio principal para comprar o solicitar servicios en línea.

Desde ya, los desarrolladores podrán comenzar a crear chatbots para múltiples funciones.

El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, demostró en el evento inaugural cómo usar Messenger para comprar flores en la tienda 1-800-FLOWERS y también obtener las noticias más recientes de la cadena CNN. "Con esto nunca más tendrá que escuchar una respuesta automatizada de un número 800", dijo.

900 millones de personas usan Messenger mensualmente para intercambiar cerca de 1.000 millones de mensajes de texto. 50 millones de empresas y negocios tienen presencia en la plataforma de mensajería.

Otra anuncio que se hizo en el evento es que la compañía abrirá a programadores la interfaz de Facebook Live, una opción para transmitir video en vivo con un smartphone, para lograr que cualquier cámara con conexión inalámbrica pueda hacer lo mismo con la ayuda de la plataforma de esta red social.

La empresa también develó una cámara que captura video en 360 grados, con la ayuda de 14 lentes especiales, los cuales logran simular ambientes 3D. La cámara no se venderá, pero sus diseños estarán disponibles para quienes quieran imitar sus capacidades.

En la charla inaugural se mostraron versiones livianas de apps para usuarios cuya conexión a Internet es menos que óptima, la opción de sustituir contraseñas con correos electrónicos o números telefónicos previamente registrados en Facebook, y la capacidad de guardar direcciones de sitios web o textos en línea para ser vistos luego.

Zuckerberg trazó cuáles son las ambiciones de su compañía a 10 años plazo: conectividad gratis a Internet usando drones y satélites, aprovechamiento de la inteligencia artificial para crear programas que aprendan e interactúen con usuarios, y el uso de realidad virtual y realidad aumentada en alianza con Oculus (empresa que construye visores que muestran imágenes en 3D).