Expertos creen que estos íconos digitales podrían estar afectando la forma en que estamos siendo percibidos por otros

Por: Monserrath Vargas L. 19 enero

Esas pequeñas imágenes o íconos digitales que usted usa a diario para expresar una idea o una emoción en la comunicación electrónica, se llaman emojis y hasta la fecha, han alcanzado algunos logros: convertirse en la palabra del año en el 2015; contar con un día entero para celebrar su existencia (el 17 de julio) y hasta haber inspirado la creación de una película que Sony Pictures estrenaría este 2017.

El poder que han adquirido los emojis y emoticones es innegable, por esa razón, la ciencia considera importante estudiar el uso cotidiano que las personas hacen de estas manifestaciones visuales.

Un equipo de investigadores sugieren en la publicación Trends in Cognitive Sciences que estos podrían estar afectando la forma en que estamos siendo percibidos por otros.

"La gente está haciendo juicios sobre nosotros basados ​​en cómo usamos emojis, y estos no son necesariamente precisos", aseguró Linda Kaye, una ciberpsicóloga de la Universidad Edge Hill en el Reino Unido.

Asimismo, la investigadora agregó: "Lo que necesitamos saber es que esos juicios pueden diferir dependiendo de dónde o con quién se están usando, ya sea en el trabajo o entre los miembros de la familia".

Contrario a lo que se podría creer, utilizar este tipo de manifestaciones en las conversaciones no es cuestión solo de los más jóvenes. El uso de los emojis y emoticones estaría más relacionado con la personalidad que con la edad.

"Si nos fijamos en los rasgos personales, lo amable que puedes resultar para otras personas, parece estar relacionado con si usas emojis o no", comentó la psicóloga Kaye.

Los investigadores también destacaron que las personas suelen utilizar los emojis para disminuir la ambigüedad en las conversaciones. En las interacciones cara a cara, las personas usan los gestos faciales y los cambios en el tono de la voz para darse a entender, en las comunicaciones electrónicas, los emojis y emoticones juegan un papel importante para alcanzar ese objetivo.

"Usamos principalmente emojis como gestos, como una forma de mejorar las expresiones emocionales. Hay mucho de nuestra idiosincracia en la forma en que gesticulamos, los emojis son similares a eso, especialmente debido a las discrepancias en cuanto a cómo y porqué los usamos", comentó Kaye.

Las empresas de la industria también se han preocupado por indagar qué es lo que se esconde tras estas caritas felices, lloronas y graciosas, una de ellas es SwiftKey, dedicada a la tecnología de predicción inteligente de escritura.

En el 2016, la firma reveló que el 70% de las personas que suelen utilizar combos de emojis, seleccionan aquellos que son positivos, afirmativos y amorosos. Ben Medlock, director de tecnología de esa firma, aseguró que este resultado podría dar pistas sobre la forma en que las personas se proyectan a través de las redes sociales: "proyectar una imagen de positividad y felicidad que puede no ser enteramente veraz".

Etiquetado como: