9 noviembre, 2015

Washington

Internet debería facilitar los intercambios entre el lector y los medios. Pero los frecuentes comentarios violentos y de odio están impulsando a la prensa en línea a poner un velo a estas discusiones, una tendencia creciente mientras se encuentra otra solución.

El mes pasado, el portal de internet Vice dejó de publicar los comentarios de sus internautas, estimando que su "la naturaleza incendiaria de las secciones de comentarios sólo asfixia las conversaciones verdaderas".

En su lugar, empezó a alentar el envío de "cartas al editor", que son examinadas por el personal.

De su lado, la web de noticias The Verge explicó en julio pasado que suspendería los comentarios "por un corto momento", porque el tono "se estaba tornado muy agresivo y negativo".

Estos no son casos aislados: el Chicago Sun Times, The Daily Beast, el portal Re/Code o incluso Popular Science, entre otros medios estadounidenses, también decidieron suspender los comentarios.

Y el problema no es sólo de Estados Unidos. Este problema forzó, por ejemplo, al mayor medio sudafricano en línea, 24.com, a cerrar su sección de comentarios, seguido por el Independent Online.

El TSE reconocer que carece de una plataforma para controlar la publicidad de los partidos políticos en redes sociales. | MELISSA FERNÁNDEZ
El TSE reconocer que carece de una plataforma para controlar la publicidad de los partidos políticos en redes sociales. | MELISSA FERNÁNDEZ

"Las redacciones realmente están batallando con esto", dijo a la AFP Jennifer Stromer-Galley, profesora de estudios de la información en la universidad de Syracuse en el estado de Nueva York.

Aunque a los medios "les gusta la idea de los comentarios porque invita a los lectores a volver", el lado negativo es que "esto aleja a las personas que, aunque no usen un mal lenguaje, ven expuesto mucho veneno y violencia".

"La preocupación es que, en lugar de reforzar la comunicación, se pierdan lectores", añadió.

Etiquetado como: