Diseños utilizan conocimiento sobre cómo animales ven y detectan a presas

Por: Juan Fernando Lara 21 julio, 2013
El jueves, en Perth, Australia, estos hombres probaron los trajes tipo críptico (izquierda) y advertencia. | EFE.
El jueves, en Perth, Australia, estos hombres probaron los trajes tipo críptico (izquierda) y advertencia. | EFE.

Un nuevo diseño de trajes para practicar surf ayudará a prevenir mordeduras de tiburones, cuando estos pretendan alimentarse, aunque esos ataques son poco frecuentes.

Los primeros trajes repelentes de tiburones se basan en descubrimientos de los profesores Nathan Hart y Shaun Collin, del Instituto de Océanos y de la Facultad de Biología Animal, de la Universidad Occidental de Australia .

El diseño de las prendas explota el conocimiento científico de cómo los tiburones ven y detectan a sus presas, pues los trajes utilizan una combinación específica de colores y diseños para disuadir a estas criaturas.

Un diseño, el traje críptico, permite al usuario confundirse eficazmente con los colores del fondo marino. Esto hace difícil para el tiburón detectarlo o centrarse en él.

El otro diseño, el traje advertencia, vuelve a quien lo usa una presa muy visible, utilizando patrones de bandas de colores contrastantes y disruptivos.

Para el tiburón, el traje convierte al bañista en algo por completo distinto de lo que conoce, o incluso, una opción desagradable o peligrosa para atacar.

Los diseños, además, pueden utilizarse sobre las tablas de surf mediante calcomanías.

Ambos trajes fueron probados, exitosamente, en aguas con tiburones tigre en la costa noroccidental de Australia, y en próximas semanas se harán pruebas con ejemplares del gran tiburón blanco en Australia del Sur y Sudáfrica.

Collin y Hart, autoridades mundiales sobre el sistema sensorial del tiburón, trabajaron con la empresa Sistema de Mitigación de Ataques de Tiburones convirtiendo datos complejos de investigación sobre la visión, la neurología y la conducta de los tiburones depredadores en un producto eficaz, aunque no 100% a prueba de embestidas.

La empresa Radiator recibió la patente de los diseños que podría trasladar a otros accesorios para deportes acuáticos.