Alianza de Nokia y Microsoft tendrá más impacto que el iPhone 5C en estos territorios, opina Pyramid Research

Por: Carolina Ruiz Vega 21 septiembre, 2013
Los nuevos modelos del iPhone 5C (izquierda) y el nuevo iPhone 5S dorado sobre estas líneas ayer en el cuartel general de Apple en California. | AFP
Los nuevos modelos del iPhone 5C (izquierda) y el nuevo iPhone 5S dorado sobre estas líneas ayer en el cuartel general de Apple en California. | AFP

De los 1.800 millones de teléfonos móviles que se venderán a los usuarios finales este año, casi 1.000 millones serán smartphones, asegura la consultora Pyramid Research.

“Es el primer año en que las ventas de teléfonos inteligentes triunfará sobre las de los teléfonos básicos”, asegura.

El crecimiento del mercado de teléfonos inteligentes de aquí al 2018 será empujado por los mercados emergentes. De ahí provendrán siete de cada 10 smartphones vendidos ese año.

Sus proyecciones asumen que el precio promedio mundial de estos celulares disminuirá gradualmente y que se ubicará por debajo de los $100 en los países más pobres del mundo emergente.

Sin embargo, si bajara aún más, a cerca de $50, unos 2.000 millones de personas podrían conectarse a Internet a través de sus teléfonos inteligentes en los próximos cinco años.

“Este objetivo es relativamente difícil pero es alcanzable si hay más competencia en el mercado”, afirman.

¿Ayudará el iPhone 5? En opinión de la analista senior Stela Bokun, será “intrascendente para la expansión de la penetración de teléfonos inteligentes en los mercados emergentes”.

Esto, porque en algunos mercados está teniendo un precio muy costoso en comparación a otros smartphones de bajo costo.

En su opinión, la compra de Nokia por parte de Microsoft tendrá un mayor impacto.

“Con el apoyo de Microsoft, es probable que el mercado crezca más rápido y que Nokia tenga un portafolio de teléfonos inteligentes de gama baja más amplio y más asequible”, sostiene.