27 junio

Seúl

Samsung empezará a vender, la próxima semana, una versión reacondicionada de su teléfono Galaxy Note 7, que el año pasado tuvo que retirar de la venta por el riesgo de explosión de su baterías.

Según la agencia sucoreana Yonhap, que cita fuentes industriales, Samsung venderá a partir del 7 de julio sus Galaxy Note 7 por $616, con una nueva batería y un nuevo software llamado Galaxy Note Fandom Edition (FE).

El líder mundial de los teléfonos móviles no quiso referirse la información.

Samsung sufrió pérdidas millonarias por los problemas con la batería del Galaxy Note 7.
Samsung sufrió pérdidas millonarias por los problemas con la batería del Galaxy Note 7.

El año pasado, Samsung tuvo que retirar 2,5 millones de Galaxy Note 7, destinados a competir con el iPhone de Apple, por el riesgo de explosión de sus baterías y finalmente dejó de producir este modelo.

El fiasco sin precedentes costó miles de millones de dólares al fabricante surcoreano y afectó a su credibilidad.

En abril, la marca lanzo el Galaxy S8, muy bien acogido por los especialistas.

Greenpeace se había mostrado preocupada por el destino de los miles de teléfonos retirados del mercado y en marzo Samsung anunció que pondría a la venta una versión reacondicionada.

Samsung también se enfrenta a problemas internos, con el encarcelamiento de su vicepresidente, Lee Jae-Yong, heredero del grupo, y la implicación de varios de sus directivos en el caso de corrupción que llevó a la destitución de la expresidenta surcoreana Park Geun-Hye.

A pesar de estas dificultades, el grupo anunció en abril su mejor beneficio trimestral en tres años gracias a la fuerte demanda de chips, que compensó los problemas del Galaxy Note 7.

Etiquetado como: