Fabricante lanza celular con acabado metálico, igual al de su mayor adversario

Por: Juan Fernando Lara 14 agosto, 2014
El nuevo Galaxy Alpha de Samsung
El nuevo Galaxy Alpha de Samsung

Sin una gran conferencia de prensa o redoble de tambores, Samsung anunció ayer la llegada del último miembro de su familia de teléfonos Galaxy: el Alpha, un aparato con un borde de metal similar al del iPhone 5S de Apple.

Faltando menos de un mes para el anuncio del iPhone 6 de Apple, previsto para el 9 de setiembre, el nuevo Galaxy persigue rivalizar con el eventual teléfono de su adversario en diseño, aunque con mayor finura y delgadez en su nueva propuesta.

En un corto comunicado de prensa, el fabricante surcoreano confirmó que en este teléfono buscó refinar el diseño al incorporar el marco de metal, las esquinas curvas y una cubierta trasera suave. Una similar a la del Galaxy S5.

La compañía sí calló sobre los precios del aparato o cuáles serán los primeros países donde aparecerá el Alpha. Solo reveló que en el Reino Unido se pondrá a la venta a principios del otro mes y se venderá en colores negro, blanco, dorado, plateado y azul.

A diferencia del Galaxy S5, este Alpha no es resistente al agua, lo cual obliga al usuario a un manejo cuidadoso del teléfono en un bar, el baño, la piscina, la mesa o al tomar llamadas bajo la lluvia.

Detalles y diferencias. Por el contrario, el Galaxy S5 sí soporta un chapuzón de hasta 30 minutos de duración a menos de un metro de profundidad.

El Galaxy Alpha sí incluye características del S5 como el lector de huellas dactilares que se localiza en el botón de inicio en la parte frontal del teléfono, y el monitor de frecuencia cardíaca en la parte posterior al lado de la cámara.

También está equipado con acelerómetro, giroscopio, sensor geomagnético y otro de proximidad para reconocer gestos manuales.

Quienes suelen creer que estos teléfonos incluyen lo último y mejor de la tecnología en el mercado, podrían sentirse poco seducidos.

El Galaxy Alpha no es ese teléfono al compararlo con modelos de gama alta de otros fabricantes.

Su resolución de pantalla se sitúa en el rango medio respecto a otros smartphone (como el HTC One, de la empresa HTC); tampoco resiste el agua como su pariente, el Galaxy S5, que, además, posee una cámara de 16 MP: cuatro más respecto al Alpha.

Empero, sí es un teléfono con amplio rango de prestaciones, el cual disfrutarán quienes deseen distanciar sus palmas de la sensación de plástico de otros teléfonos Galaxy. Eso sí, el metal solo se localiza en el borde; la parte trasera es como tocar un Galaxy S5.

Etiquetado como: