12 diciembre, 2015

El Mercurio, Chile

Para evitar que el teléfono les abandone a mediodía por falta de batería, los precavidos se mueven con un cargador de repuesto, pero más fácil es seguir estos consejos.

"Algo que siempre tenemos encendido y que usamos muy poco es el servicio de ubicación geográfica. Este está constantemente verificando la posición del teléfono, pero si te sabes el camino, es absolutamente innecesario. Por lo tanto, es recomendable desconectar el GPS si es que no se va a usar, ya que es uno de los servicios que más batería consume", advierte Werner Creixell, académico de Ingeniería Civil Telemática de la Universidad Santa María.

Desactivar los servicios de comunicación inalámbrica como el wifi y el bluetooth (que se utiliza para conectarse al "manos libres" o a un parlante externo para escuchar música), también son algunas de las fórmulas para ahorrar energía.

"Este es el consejo clásico que uno da cuando queda poca batería. Hay que hacer que el teléfono trabaje lo menos posible", dice Luciano Ahumada, director de la Escuela de Informática y Telecomunicaciones de la UDP.

Reducir el brillo de la pantalla es otro truco para evitar quedar sin carga; la opción se encuentra en ajustes o configuración. Mientras más grande sea la pantalla, más batería gasta, y si es en alta definición, peor, agrega Werner.

Otros investigadores afirman que muchas personas ni siquiera mantienen el televisor encendido cuando están con su celular. | ARCHIVO
Otros investigadores afirman que muchas personas ni siquiera mantienen el televisor encendido cuando están con su celular. | ARCHIVO

"Disminuir la cantidad de notificaciones también ayuda. Por ejemplo, las de WhatsApp. Así no aparecen en la pantalla todo el tiempo y el teléfono está más tranquilo", acota Ahumada.

También se recomienda desactivar la vibración; consume mucha más energía que sonidos y ringtones.Tanto los teléfonos Android como los iOS permiten ver las aplicaciones que gastan más batería, para desactivarlas. También es bueno cerrar la opción de que estas se actualicen en segundo plano cada vez que el teléfono se conecta a la red.

Blue Freedom es un sistema alemán que permite cargar dispositivos con energía hidráulica. Es un aparato de 20 cm de diámetro y de menos de 400 gr que se introduce en un río. Una turbina en su interior trabaja con la fuerza del agua, la que carga el equipo en una hora.