17 agosto, 2016
El 86% dijo que apreciaría un modelo de teléfono que estuviera diseñado para durar . | ARCHIVO.
El 86% dijo que apreciaría un modelo de teléfono que estuviera diseñado para durar . | ARCHIVO.

Seúl, Corea AFP Los consumidores consideran que las empresas fabricantes de teléfonos inteligentes están sacando al mercado demasiados modelos distintos cada año, reveló una encuesta.

El sondeo, realizado en seis países y organizado por el grupo ambientalista Greenpeace, demostró que más de la mitad de la gente prefiere cambiar de celular con menos frecuencia.

Los celulares son uno de los productos electrónicos que suelen reemplazarse más periódicamente.

Las principales fabricantes, Samsung y Apple, lanzan una nueva versión de su modelo principal por lo menos una vez al año, con mejores tecnologías y velocidades de procesamiento. Incluso suelen actualizar sus versiones más baratas.

La encuesta abarcó a 1.000 personas en Estados Unidos, México, Rusia, Alemania, China y Corea del Sur.

“Más de las mitad de los encuestados en todos esos países coincidieron que hay demasiadas nuevas versiones de celulares y que cada una dura apenas unos años” , aclaró Chih An Lee, activista de Greenpeace en el este de Asia.

Más del 90% de los encuestados en China, México y Surcorea dijeron que es importante para ellos que sus teléfonos sean fáciles de reparar.

“En realidad, lo que la gente quiere es que sus teléfonos sean más fáciles de desmantelar, reparar y reciclar ”, continuó .

Kwon SunHo, un estudiante universitario surcoreano de 24 años, también opinó en esta encuesta. “Aun si cada empresa lanza un teléfono nuevo cada año o cada seis meses, hoy en día hay tantos fabricantes que pareciera que hay muchos modelos que salen al mercado con demasiada frecuencia. Yo creo que eso es bueno, porque mantiene los precios bajos ”, argumentó.

Kwon, quien contó que se compra un celular nuevo cada dos o tres años, escoge siempre uno que no sea la última versión, para así ahorrarse algo de dinero.

Reparaciones. La encuesta reveló que las actitudes hacia las reparaciones de teléfonos celulares varían en distintos países.

Los chinos y surcoreanos son más proclives a llevar sus teléfonos a arreglar, en comparación con los clientes en Estados Unidos o Alemania, que optan por comprar uno nuevo.

Casi la mitad de los encuestados en los seis países opina que los fabricantes deben hacer más fácil el reciclaje de teléfonos.

“Si dieran un descuento a aquellos clientes que devuelven el celular al fabricante, aumentaría la lealtad del consumidor y ayudarían a proteger el ambiente”, expresó Kwon.

“Creo que tiene mucho sentido que los fabricantes impulsen el reciclaje, pues son conocedores del teléfono”, dijo Choi Yunsu, otro surcoreano de 28 años.

Etiquetado como: