Hay que considerar que existen diversos sistemas operativos y dispositivos móviles, algunos que solo son capaces de enviar y recibir mensajes de texto y otros con más funcionalidades, y hay que entregar soluciones para todos

 11 septiembre, 2013
sms, mensajes de texto, celular, celulares, smartphones, smartphone, iPhone
sms, mensajes de texto, celular, celulares, smartphones, smartphone, iPhone

Las aplicaciones no han pasado de largo por el nicho de la salud y cada vez son más las apps creadas para el monitoreo de la salud de los pacientes y para la consulta médica de los doctores.

Pero este es solo un primer paso para lograr la salud pública móvil. Un segundo paso es que se implementen iniciativas por parte de los gobiernos que lleven al sistema de salud pública hasta la punta de los dedos de los usuarios de tabletas y celulares.

“En Latinoamérica se están haciendo esfuerzos pero eso varía de país a país, de gobierno a gobierno y de ministerio a ministerio”, dice el director de Asuntos Públicos para Latinoamérica y Caribe de Alcatel-Lucent (CALA), Celedonio von Wuthenau.

Esta empresa patrocinó el desarrollo de la aplicación Noom Walk, que contabiliza los pasos que dan los usuarios de dispositivos móviles en los que está instalada con el objetivo de promover el movimiento y no el sedentarismo en sus usuarios, así como la creación de un app para personas con diabetes.

En opinión del especialista, Costa Rica sabe “lo que puede aportar las tecnologías de información y comunicación (TICs) al tema de salud”.

Aunque sabe de la existencia de varias iniciativas en el exterior que se podrían implementar en el país, considera que los recursos humanos y financieros son una limitación que enfrenta.

m.Health se puede definir como la prestación de servicios de salud y de información por medio de dispositivos de comunicación móviles.

Pero no es la única.

“Los países empiezan utilizando Internet y tecnologías fijas para agilizar la salud pública. Luego, se agrega la m de mobile pero eso implica diversos desafíos”.

Por ejemplo, la diversidad del ecosistema.

“Hay que considerar que existen diversos sistemas operativos y dispositivos móviles, algunos que solo son capaces de enviar y recibir mensajes de texto y otros con más funcionalidades, y hay que entregar soluciones para todos”, detalló.

Además, recordó la importancia de educar a los usuarios ---ciudadanos y funcionarios--- para que se puedan aprovechar las herramientas móviles completamente.