Empleados trabajan hasta 77 horas semanales sin lograr un salario que logre cubrir las necesidades básicas

 25 septiembre, 2014
Una vendedora en una tienda de la empresa Verizon mostró ayer en Orem (Utah) los nuevos teléfonos iPhone 6 (der.) y iPhone 6 Plus. Apple anunció que los datos los dispositivos de su marca solo podrá verlos el usuario. | AFP
Una vendedora en una tienda de la empresa Verizon mostró ayer en Orem (Utah) los nuevos teléfonos iPhone 6 (der.) y iPhone 6 Plus. Apple anunció que los datos los dispositivos de su marca solo podrá verlos el usuario. | AFP

Trabajadores chinos que fabrican carcasas de iPhone 6 en China aguantan jornadas de 77 horas semanales bajo una gran presión y en condiciones laborales inseguras para cumplir con los estándares de producción en uno de los proveedores de Apple en el país asiático.

Así lo denunció este jueves la organización China Labour Watch (CLW) en un informe que revela serias irregularidades en una fábrica del manufacturero americano Jabil Circuit en Wuxi (ciudad industrial de la provincia oriental de Jiangsu) , que provee productos a la exitosa firma de la manzana.

En esta planta, CLW asegura que aunque los trabajadores acumulan hasta 158 horas de trabajo fuera de hora (cuatro veces por encima del límite legal, establecido en 36 horas), no llegan a ganar el salario local medio.

El informe, que se titula "iExplotación: el proveedor de Apple Jabil explota a trabajadores para responder a la demanda de iPhone 6", detalla numerosas violaciones en la fábrica de Jabil Wuxi.

Entre ellas cita la discriminación a la hora de contratar mujeres embarazadas o minorías étnicas, honorarios por contratación, medidas de inseguridad sanitaria o falta de cursos sobre medidas de seguridad.

También destaca las presiones a los trabajadores a quienes solo les ofrecen cortos periodos de tiempo de descanso, las paupérrimas condiciones de vida, y una dependencia de una cifra tremenda de horas extra para ganar un sueldo con el que poder vivir.

Se trata de la segunda vez que CLW investiga las condiciones en la planta de Jabil en Wuxi y, en concreto, su producción de coberturas de iPhone.

Entre el informe que se realizó en 2013 y este año, poco ha cambiado, según sentencia la organización, que destaca que incluso hay circunstancias que empeoraron.

"Los trabajadores de Jabil son forzados a trabajar incluso más horas extras que antes, en edificios que aún están en construcción, cayéndole encima de la línea de producción el techo de placas, y no les está permitido ni hablar ni mirar a otro punto que no sea su trabajo", señala el informe.

"Nuestra investigación evidencia una vez más que en un año no ha habido mejora en las condiciones de los trabajadores en un proveedor de Apple y que hay una falta total de implementación de las condiciones prometidas por la empresa de Tim Cook, sin mencionar las leyes chinas", incide.

Ante los resultados de la investigación, la organización en defensa de los trabajadores cuestiona el compromiso de Apple y sus "promesas públicas en relación a estándares laborales".

"Apple está continuamente mejorando sus productos, pero las condiciones laborales de los trabajadores que hacen estos productos están lejos de ver una mejora", sentencia CLW.

La denuncia de la organización se suma a la larga lista que acumulan los proveedores de Apple en China sobre abusos laborales, sobre todo, en fábricas de la firma taiwanesa Foxconn, encargada de los ensamblajes de productos de la empresa de la manzana en el país asiático.

Etiquetado como: