Director de la organización desistió de publicar el monto exacto

 21 abril, 2016
El Gobierno estadounidense indicó que los investigadores lograron ingresar con éxito al dispositivo.
El Gobierno estadounidense indicó que los investigadores lograron ingresar con éxito al dispositivo.

Washington.

El director del FBI, James Comey, dejó entrever este jueves que la agencia pagó más de $1 millón para accesar a la información contenida en un iPhone bloqueado, el cual fue utilizado por uno de los responsables de la masacre de San Bernardino, California, en diciembre del año pasado.

La pregunta surgió en el Foro de Seguridad de Aspen, en Londres.

Aunque Comey no precisó en la cifra que pagaron a un tercero, no identificado, para obtener los datos, dijo que valió la pena.

"Seguramente es más de lo que ganaré en lo que resta de este empleo, que es siete años y cuatro meses", mencionó.

Funcionarios federales dijeron que el método ofrecido por la persona que les ayudó fue exitoso, aunque no revelaron qué implicaba.

En marzo, el Departamento de Justicia reveló que una persona externa al gobierno se les acercó para plantear un método que permitiera ingresar a la información del teléfono utilizado por Syed Farook, responsable de la masacre.

Farrok y su esposa mataron a 14 personas en diciembre del 2015, antes de morir en un enfrentamiento con la policía.

Un magistrado federal ordenó a Apple Inc. ayudar al FBI a desbloquear el sistema de seguridad del teléfono, luego de que la agencia reiterara su deseo de accesar al teléfono como parte de su investigación sobre los ataques.

Etiquetado como: