Por: Monserrath Vargas L. 23 abril
Las aplicaciones analizadas fallaban por no notificarle al usuario que era hora de dormir y por no premiarlo por cumplir metas. | ISTOCK PARA LN
Las aplicaciones analizadas fallaban por no notificarle al usuario que era hora de dormir y por no premiarlo por cumplir metas. | ISTOCK PARA LN

Ruido blanco, meditaciones guiadas, música relajante y sonidos naturales son algunas de las alternativas que las aplicaciones móviles diseñadas para mejorar la calidad del sueño brindan a sus usuarios.

Sin embargo, un reciente estudio efectuado por la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, reveló que algunas de estas apps ignoran información sobre la importancia del sueño en la vida de la gente.

Según la investigación publicada en Preventive Medicine Reports, , menos de la mitad de las aplicaciones evaluadas brindan datos generales sobre el sueño y menos del 15% explicaba los beneficios o peligros en la salud de no obtener la suficiente cantidad de sueño.

Inicialmente, los investigadores identificaron 369 aplicaciones para dormir, disponibles en teléfonos con los sistemas operativos Android, de Google, y iOS, de Apple.

De estas, seleccionaron aplicaciones independientes y en idioma inglés, otras que funcionaban como alarmas para despertar que hubiesen sido calificadas en las tiendas en línea por más de 1.000 usuarios y las que permitían registrar patrones de sueño, recomendadas por 100 o más usuarios.

Así, obtuvieron una segunda selección de 35 apps en las cuales analizaron si contaban con los componentes necesarios para ayudar a mejorar el ciclo del sueño, entre ellos, si incorporaban mensajes de recordatorio sobre metas de sueño.

También se evaluó si incluían herramientas para que los usuarios compartieran la información en redes sociales y si explicaban cuáles hábitos pueden mejorar o empeorar la calidad del sueño de las personas.

Otro de los análisis efectuados fue observar el diseño y la funcionalidad de la aplicación.

Resultados

Así, la investigación encabezada por la profesora Diana Grigsby-Toussaint determinó que estaban bien diseñadas y eran fáciles de navegar.

Además, la mayoría de ellas permitía a los usuarios establecer metas y seguir los patrones de sueño. Pero solo una minoría incluía características que permitieran un cambio de comportamiento. Únicamente cuatro de las 35 aplicaciones mencionaron que era preciso evitar la cafeína o el alcohol antes de ir a la cama. De acuerdo con Grigsby-Toussaint, hay espacio de mejora para estas apps, pues deberían contribuir a educar a las personas sobre la importancia del sueño.

Etiquetado como: