Por: Juan Fernando Lara 29 enero, 2015
Los reportes en Waze los aportan los conductores. | ARCHIVO.
Los reportes en Waze los aportan los conductores. | ARCHIVO.

Juan Fernando Lara S.

El jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles se quejó a final de año ante Google y acusó a su aplicación de tránsito, Waze, de poner en peligro a los agentes de Estados Unidos.

En su carta del 30 de diciembre, Charlie Beck afirma que tal situación ya quedó demostrada cuando la aplicación desempeñó un papel crucial en el asesinato de los oficiales Rafael Ramos y Wenjian Liu, en Nueva York.

Ramos y Liu fueron ultimados a quemarropa el 20 de diciembre por un hombre que manifestó querer vengar la muerte de Michael Brown y Eric Garner, dos afrodescendientes desarmados que fallecieron a manos de las fuerzas de seguridad.

“Como saben, Ismaaiyl Brinsley usó Waze para seguir la posición de la Policía antes de asesinar a los oficiales Ramos y Liu”, indica Beck en su mensaje, en el cual insta a Google a “abrir un diálogo”.

Julie Mossler, jefe de Comunicaciones Globales de Waze, destacó en un comunicado que la empresa está muy interesada en mantener a los oficiales seguros y que trabaja con la Policía y con departamentos de transporte de todo el mundo.

“Tales vínculos mantienen a los ciudadanos seguros, promueven más rápidas respuestas a emergencias y ayudan a aliviar la congestión del tráfico”, planteó Mossler.

Sin embargo, los problemas con Waze datan de hace años e incluso en Costa Rica.

En agosto del 2011, el entonces viceministro de Seguridad, Celso Gamboa, confirmó la existencia de una banda que se dedicaba a asaltos y robos en viviendas de San José y Cartago utilizando Waze para identificar los sitios donde estaban los oficiales de Policía y así lograr evadirlos.

La aplicación Waze muestra mapas de carretera y permite a los usuarios advertir a otros de la presencia de un retén policial o de los lugares donde hay instaladas cámaras para vigilar la velocidad de los carros.