Por: Irene Rodríguez 11 julio, 2016

"Yo creía que llevaba una relación de noviazgo súper hermosa y feliz, pero después de hacer el test vi que no era cierto, que estaba en una relación que no era sana y mejor la terminé".

Así, Axiris Sánchez, de 16 años, explicó cómo, el utilizar una nueva aplicación, le sirvió para detectar que había violencia en su relación de pareja.

"Ya llevábamos como año y medio juntos. Él me prohibía muchas cosas, como hablarle a mis amigos y salir sin él. Yo pensaba que era porque me quería, pero ya vi que no", aseguró esta joven herediana.

La aplicación, desarrollada por la Fundación Paniamor y dada a conocer este lunes, se llama "Me quiere mucho, no me quiere". Está disponible para computadoras, tabletas y teléfonos celulares. Solo debe digitar "MeQuiereNoMeQuiere", o acceder a la dirección electrónica http://mequierenomequiere.org

En ella, el usuario primero debe digitar nombres de amigos, familiares y adultos de confianza. El paso siguiente es contestar preguntas relacionadas con su edad, su género y si tiene una relación de pareja con un hombre o una mujer. Posteriormente, los jóvenes serán enfrentados con diferentes situaciones en las que deben decir cómo actuarían y responder preguntas sobre su noviazgo.

Así luce la aplicación
Así luce la aplicación "Me quiere mucho, poquito o nada"

Si las respuestas sugieren una posible agresión, se le recomendará hablar con una de las personas de confianza que puso al inicio de la prueba, y si ya son muchas las señales de alarma, se le aconsejarán lugares donde pueda acudir.

Al final, se le enviará al correo electrónico el resultado del test y se le explicará cómo actúa la violencia en las relaciones de pareja.

"Las víctimas piensan que son formas de demostrar cariño. La gente en las familias muchas veces no entiende lo complejo que es. Lo ve como chiquilladas, o como algo normal, pero esto puede hacerle mucho daño a los jóvenes", comentó Milena Grillo, presidenta ejecutiva de Paniamor.

En contacto con la tecnología. Esta no es la primera aplicación que desarolla esta organización para estar en contacto con los jóvenes.

"Hay que buscar a la gente donde está, y los adolescentes están en redes sociales y en Internet. Lo físico y lo digital para ellos es un mismo mundo, entonces buscamos hacer algo entretenido, que a la vez sea un aprendizaje", señaló Grillo.

La especialista añadió que es importante que los padres conozcan bien el mundo de las tecnologías en el que se desenvuelven sus hijos.

Problema creciente. Los actos de violencia en el noviazgo de adolescentes son cada vez más comunes en Costa Rica. Un reportaje anterior de La Nación señaló que la violencia en el noviazgo lleva a un adolescente por mes al médico.

Además, un estudio realizado este 2016 por la Universidad Nacional (UNA) entre jóvenes heredianos indicó que un 93,4% de las mujeres y un 89,3% de los hombres dijo haber sido víctima de algún tipo de maltrato psicológico en algún momento de la relación.

El informe también cita que el 86,2% de ellos y el 94,6% de ellas admite haber agredido a su novio o novia.

"Si no les enseñamos a los adolescentes a reconocer y a huir de la violencia en una relación de pareja, es posible que continúen experimentándola de adultos", concluyó Grillo.