Por: Monserrath Vargas L. 17 noviembre, 2016
WhatsApp aseguró que durante años recibió peticiones de sus usuarios para incorporar las videollamadas, ahora estos son complacidos.
WhatsApp aseguró que durante años recibió peticiones de sus usuarios para incorporar las videollamadas, ahora estos son complacidos.

Rio de Janeiro, Brasil

Primero mensajería, luego chats en grupo y ahora, las videollamadas llegan a WhatsApp, la popular herramienta de mensajes instantáneos.

La compañía anunció en su blog que, tras repetidas peticiones de sus usuarios, decidió complacerlos y habilitar la opción. "En los próximos días, los más de 1.000 millones de usuarios de WhatsApp podrán realizar videollamadas entre usuarios Android, iPhone y dispositivos Windows Phone", afirmó la empresa.

Según WhatsApp, su objetivo es que el nuevo servicio esté disponible para todas las personas, incluso aquellas que no tienen un teléfono muy moderno o que viven en países donde las redes de telefonía móvil no son las mejores.

Esta es una opción que otras plataformas como Facebook Messenger, Skype o Hangouts ya ofrecen. Sin embargo, parece que WhatsApp ha preferido ir paso a paso, agregando primero llamadas de voz y ahora, las que incorporan video.

"Agregamos esta función porque sabemos que a veces los mensajes de voz o texto simplemente no son suficientes. No hay manera de reemplazar la emoción de ver en vivo los primeros pasos de un nieto, o de ver el rostro de aquella hija que estudia en el extranjero", publicó la aplicación en el blog.

Para comenzar a usar el servicio, el usuario deberá cerciorarse de que la aplicación esté actualizada, ingresando a la tienda de aplicaciones de su teléfono. Tras la actualización, deberá abrir el chat del contacto con el que desee conversar y tocar sobre el ícono de llamada.

Luego WhatsApp le ofrecerá dos opciones: llamadas de voz o de video.

Alerta

Para evitar que el entusiasmo por comenzar a usar las videollamadas se vea empañado por campañas maliciosas, los usuarios deben ser precavidos.

Según Lucas Paus, experto de la firma de seguridad ESET Latinoamérica, los cibercriminales se han dado cuenta de que aplicaciones como WhatsApp suelen ser un canal fácil y económico para echar a andar una campaña maliciosa.

En este momento hay una de esas campañas activas. Esta opera así: un usuario recibe de alguno de sus contactos una imagen con un texto que dice: "Ya se pueden activar las videollamadas de WhatsApp y es mediante invitaciones, aquí te dejo una invitación". La frase es acompañada por un link acortado.

Tocar ese enlace provocará que los contactos de la persona reciban el mismo mensaje y así comenzarán a ser parte de la campaña maliciosa.

En el marco del tercer Foro ESET de Seguridad Informática, que se celebra esta semana en Río de Janeiro, Brasil, Lucas Paus explicó que los cibercriminales están aprovechando la novedad de esta función, pues es probable que los usuarios aún no tengan instalada la versión más reciente de la app, ya sea porque les hace falta la actualización, o bien, porque los dispositivos que tienen no son capaces de soportarla.

Estas campañas de propagación se repiten ofreciendo supuestos cupones de Mc'Donalds, Amazon, Starbucks, hasta viajes en aerolíneas, entre otros y solicitan a los usuarios responder preguntas para despistarlos. Sin embargo, su objetivo es sacar provecho monetario.

Además, tienen la característica de que no llegan de personas desconocidas, sino que provienen de contactos que la persona tiene en su celular o en su teléfono.

¿Cómo le sacan provecho a estas campañas? De dos formas, puede ser que los ciberdelincuentes provoquen que los afectados se suscriban a servicios SMS premium, sin darse cuenta, y que por cada dólar que se le cobre a la persona le llegue cierta cantidad de ese dinero a los infractores o bien, que lo remita a sitios que ganan dinero a cambios de clic por imágenes o videos.

Según Paus, conocer e informarse sobre los tipos de amenazas que existen es primordial para no caer en estas trampas. También recomendó tener instalado software de seguridad que podría bloquear desde un inicio estas campañas de propagación.