3 enero, 2014

Chile

La Universidad de York ideó una tecnología que permite recuperar desde una foto las imágenes reflejadas en la pupila de la persona fotografiada.

En ellas se pueden ver al fotógrafo y a los transeúntes, caras que podrían utilizarse como evidencia en investigaciones penales, para reconstruir redes o para vincular a las personas con un lugar determinado.

El estudio resulta un gran avance en la medicina forense, ya que se podrá recurrir a este sistema en caso de toma de rehenes o abusos sexuales infantiles, entre otros, según explica el principal autor del trabajo, Rob Jenkins

Etiquetado como: