Por: Monserrath Vargas L. 3 diciembre, 2015

Una experimento realizado por la compañía Mozilla (responsable del navegador Firefox) en Hamburgo, Alemania, puso al descubierto lo vulnerables que son las personas que se conectan a Internet.

Mozilla quería promocionar un nuevo servicio de privacidad, con esta iniciativa
Mozilla quería promocionar un nuevo servicio de privacidad, con esta iniciativa

La compañía construyó un apartamento equipado para viajeros que querían disfrutar de un viaje corto al país europeo.

Una vez que los huéspedes se conectaron a las redes inalámbricas, las paredes fueron removidas, dejándolos dentro de una casa de cristal.

Tanto los inquilinos como sus datos fuerton expuestos ante los transeúntes.

Además, se contrató a algunos actores que se colocaron fuera de la casa, para que resultara más evidente lo que sucedía.

La idea era comunicar, tanto a viajeros como presentes, lo que puede sucederles a los datos personales cuando la gente está navegando en línea sin prestar demasiada atención al tema de la privacidad.

Quienes presenciaron el experimento --o quienes fueron parte de él sin quererlo-- reflexionaron sobre cómo los datos en línea pueden contarle más información de la necesaria a las empresas o cómo, a causa de un descuido, su información personal puede ser vendida a terceros.

Estas fueron algunas de las reacciones de los involucrados:

Esta también fue una estrategia de Mozilla para promocionar su más reciente lanzamiento, el sistema de navegación privada con protección de rastreo en Firefox, una característica que permite a los usuarios de Firefox proteger sus datos frente a terceros en la Web, que podrían estar recolectándolos sin conocimiento o control del usuario, explicó la empresa en un comunicado.

Etiquetado como: