Tribunal estableció derecho de europeos a pedir que quiten datos en Internet

Por: Juan Fernando Lara 9 febrero, 2015
Los asesores de Google consideran que el buscador debe definir criterios para aplicar el llamado “derecho al olvido” en Internet. | ARCHIVO.
Los asesores de Google consideran que el buscador debe definir criterios para aplicar el llamado “derecho al olvido” en Internet. | ARCHIVO.

Un consejo asesor consultado por Google para guiarse sobre cómo aplicar la sentencia europea del llamado “derecho al olvido”, concluyó que solo debe limitarse al territorio europeo.

Esa fue la opinión general del grupo de ocho expertos que el viernes publicó sugerencias sobre cuáles deben ser las guías generales del buscador para respetar la legislación del bloque de 28 países en temas de privacidad.

Dicho comité solo aporta sugerencias a Google y carece de poderes para hacer cambiar a la empresa sus operaciones. Tampoco posee autoridad legal en Europa, donde cada país decide, al final, cómo aplica la legislación en temas de seguridad y privacidad.

El caso se remonta a una sentencia de mayo del 2014, cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea estableció que cualquier persona con lazos en Europa tiene derecho a ser “olvidado” en Internet.

Lo anterior supone que el interesado puede pedir a Google y otros buscadores el retiro en sus resultados de búsqueda de enlaces a informaciones que les perjudican y ya no son pertinentes.

Corresponde así a Google y a otras compañías de buscadores de páginas evaluar si las peticiones (Google ha recibido más de 120.000) se ajustan a los requisitos de la sentencia europea.

El fallo dictamina que la eliminación de esos enlaces solo se aplica a búsquedas hechas por nombre y apellido, no por hechos relatados, y tampoco fija que se elimine información de la fuente de origen, solo del buscador.

Entre sus sugerencias, el grupo asesor de Google afirma que hay elementos de procedimiento que el fallo no detalla. Por ejemplo, que el formulario para solicitar el retiro de enlaces sea accesible e inteligible y el tipo de datos que el solicitante debe aportar.

Además, también le pide a Google que sea transparente y explique sus criterios de aplicación de la sentencia e informe sobre las estadísticas de casos.

Al evaluar si retira un enlace o no, el consejo sugiere al buscador estudiar cuatro criterios: si la persona implicada es un sujeto de interés público, la naturaleza de la información, la entidad de la fuente que la publica y el tiempo que hace que se publicó.