Intel In-Vehicle Solutions pretende ayudar a los fabricantes y proveedores a mejorar de manera más rápida y fácil las experiencias automovilísticas de sus consumidores con hasta un 50% menos de los costos

Por: Carolina Ruiz Vega 2 junio, 2014
Intel
Intel

Se llama Intel In-Vehicle Solutions y es la más reciente apuesta del fabricante de chips por el sector de automatización vehicular.

La solución es una familia de productos de hardware y software que se suma a las inversiones e investigaciones que está llevando a cabo para ayudar a que los conductores perciban en el vehículo una mejora en la información desplegada, la asistencia en el camino y, eventualmente, en el control autónomo.

Según la firma, la iniciativa In-Vehicle Solutions pretende ayudar a los fabricantes y proveedores a mejorar de manera más rápida y fácil las experiencias automovilísticas de sus consumidores hasta un 50% menos de los costos.

Entre sus investigaciones, está intentando conseguir que los automóviles sepan quién conduce, para que las funcionalidades del auto se adapten a las necesidades y preferencias del usuario.

El proyecto también tiene como objetivo descubrir lo que las personas quieren de sus autos y cómo estos pueden ser adaptados para hacerlos más previsibles e interactivos con los conductores y sus entornos.

Adicionalmente, Intel está desarrollando el proyecto de investigación Proteja Mi Carro Conectado, cuyo objetivo es comprender los retos y los posibles escenarios de amenazas que podría tener el automóvil conectado.

Posteriormente, esta tecnología puede alinearse con los elementos de la lista segura de McAfee de Intel Security con el fin de proteger totalmente al automóvil conectado.

Intel recordó que hace dos años creó un fondo de $100 millones para impulsar la división del Automóvil Conectado. Esta tiene por ejes de acción la conectividad del vehículo con los dispositivos móviles y las capacidades de conducción autónoma.

Las inversiones más recientes del fondo de Intel Capital se destinaron a ZMP, una empresa desarrolladora de plataformas de conducción autónoma y de automóviles conectados con sensores, radares y cámaras, fundamentales para el futuro de la conducción.

Otras inversiones realizadas en el sector automotriz por Intel Capital incluyen CloudMade, Mocana y Tobii Technology.

Además, está trabajando con su subsidiaria Wind River, Green Hills Software, Mobica, Symphony Teleca, QNX y Xse.

En un proyecto similar trabaja Google, que a finales de mayo anunció que empezará a fabricar vehículos sin volante, ni acelerador, ni clutch, ni freno: vehículos eléctricos diseñados para no requerir de un conductor.

Etiquetado como: