El español visitó el país en el marco de la conferencia TICAL 2017

Por: Monserrath Vargas L. 5 septiembre
Vicente Granizo, experto español, está convencido de que se debe empoderar a los docentes en el uso de tecnologías.
Vicente Granizo, experto español, está convencido de que se debe empoderar a los docentes en el uso de tecnologías.

Vicente Granizo, experto de Telefónica Educación, visitó el país semanas atrás, en el marco de la Conferencia TICAL 2017. El español se refirió al reto que las Tecnologías de Información y Comunicación imponen a docentes, alumnos e instituciones educativas e incluso, a la misma sociedad.

En conversación con La Nación destacó diversos ejemplos latinoamericanos en los que la tecnología habilita e impulsa el aprendizaje y la necesidad de "evangelizar" a los profesores para que la incorporen en las aulas.

– ¿En su experiencia con Telefónica Educación cómo han logrado acercar a los docentes al mundo digital?

– La resistencia del mundo digital normalmente está en el docente, ¿cómo los apoyamos nosotros?, te cuento un caso práctico: en Brasil hemos desarrollado una plataforma llamada ScolarTIC, que acá también utiliza Telefónica. Esta es una plataforma donde los maestros comparten digitalmente experiencias sobre las aulas.

"Tenemos dos líneas de trabajo: una de tipo físico, donde Fundación Telefónica pone a disposición de los ministerios de educación de los países un espacio para que se enseñe esa transformación digital y se apoye y guíe al docente. Otra es la plataforma ScolarTIC, que acompaña al educador en el mundo digital".

– ¿En qué se centran esos cursos disponibles en ScolarTIC?

– Hay una parte de evangelización, sobre lo importante que es la tecnología introducida en el aula. ¿Un alumno va a aprender a entender el Sistema Solar en una foto de un libro o con un vídeo? Lógicamente lo va a entender mejor con el video, en formato digital.

"Se empieza con un proceso de evangelización de cómo la tecnología impulsa y facilita el proceso de aprendizaje. Yo siempre digo que la tecnología es un medio, no es un fin. Primero se trata de evangelizar. Luego, una vez que evangelizas al docente y él ve la importancia de la tecnología es cuando ves herramientas que a él le pueden valer para mejorar ese proceso de aprendizaje".

– ¿Cómo explicar a quienes están acostumbrados a una formación más tradicional que pasar de una biblioteca física a una digital ofrece beneficios?

– El Informe PISA, el informe que lanza la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es una prueba que mide las competencias: lectora, matemática y científica. ¿Dónde están poniendo foco los países y por qué? En la competencia lectora, porque saben y entienden que si aplican esa competencia lectora, la competencia matemática y científica va a ser mucho más fácil de desarrollar.

"En Uruguay con Plan Ceibal (un plan de inclusión e igualdad de oportunidades con el objetivo de apoyar con tecnología las políticas educativas uruguayas) y con el Ministerio de Educación en Perú, estamos trabajando en que esa lectura llegue de forma masiva no solamente a la persona que está en la gran ciudad.

"Por ejemplo, el Ministerio de Educación de Perú cree que la inversión que se debe hacer en una biblioteca física supone mucho dinero, pero irse al mundo digital facilita dos cosas: una menor inversión que se puede dedicar a otros rubros, como por ejemplo, que el colegio tenga mejor infraestructura y a llegar a más personas en todo el país.

"Tenemos una plataforma de biblioteca digital donde el modelo es como Spotify, el ministerio lo da de forma gratuita. Hay otras instituciones que cobran algo, lo que haces es que tienes un libro por unas semanas y te lo puedes bajar de forma offline, lo puedes leer y hasta después las tres semanas desaparece de tu ordenador".

– Algunos estudios afirman que leer en pantallas influye negativamente en la comprensión de lectura. ¿Qué opina al respecto?

– Siento que no es un problema de lectura, sino de generaciones. A mi hija le das una tableta, le bajo un libro de esa plataforma y ella lo absorbe. Quizá yo estoy acostumbrado al libro físico y me siento más identificado con el libro físico, la tendencia es el libro digital.

– Hay una generación que es nativa digital y otra que no, ¿es necesario cerrar esa brecha?

– Cada vez más el mundo se está digitalizando, la tecnología no solo está entrando en el aula, sino en todos los sectores de la sociedad. En España nosotros estamos formando mucho en competencias digitales a los desempleados, gente de generaciones que vienen del mundo analógico. Los formamos de cara a que el sector productivo se está transformando.

– ¿Se debe dejar de lado la formación tradicional en la educación escolar, secundaria y hasta preescolar?

– Siempre digo que la formación digital será un complemento a la tradicional. Es imposible que desaparezca.

"Lo más importante al dejar entrar la tecnología en el aula es conocer el objetivo. Si lo introduces en el aula, de nada sirve si no sabes para qué lo estás usando, al final el dispositivo o va a terminar en un armario o se lo va a terminar llevando el alumno para su casa y no tiene sentido".

– ¿Las nuevas generaciones pueden ayudar a evangelizar a sus familiares sobre los beneficios del mundo digital?

– El niño tiene un ecosistema y una parte importante de él son sus padres. Es beneficioso que se le vea con tecnología, porque al final el padre siempre va a estar pendiente de él, preguntándole al niño que es lo que está haciendo. A mí me parece una parte muy positiva dentro del proceso de aprendizaje.