Proyección asegura que los algoritmos de aprendizaje llegarán a estos dispositivos para facilitar tareas de reconocimiento de voz, traducción, clasificación de imágenes.

 16 febrero
El aprendizaje de máquinas que se incorporará en los teléfonos inteligentes permitirá que el dispositivo conozca mejor a su dueño.
El aprendizaje de máquinas que se incorporará en los teléfonos inteligentes permitirá que el dispositivo conozca mejor a su dueño.

Teléfonos con la capacidad de aprender y “razonar” similar a como lo hace el cerebro humano serán parte de la tecnología que llegará a manos de los consumidores este 2017.

El informe de Predicciones de tecnología, medios y telecomunicaciones de Deloitte Global (TMT) asegura que, este año, 300 millones de smartphones incorporarán aprendizaje de máquinas de red neuronal, lo cual les permitirá efectuar tareas más complejas, como clasificación de imágenes, realidad aumentada, reconocimiento de voz, traducción y navegación en interiores.

El aprendizaje de red neuronal también es conocido como deep learning o aprendizaje profundo y resulta más efectivo en datos no estructurados, como audio y video, explicó el científico de datos costarricense Arnoldo Müller, fundador de la compañía simMachines.

"El deep learning permite cosas como reconocer el audio de los teléfonos Android. Uno le puede decir: 'OK Google, ¿cuál es la temperatura en San José?' y el dispositivo va a identificar su voz perfectamente y le entregará el resultado", dijo Müller.

El responsable de simMachines destacó que los datos con audio, vídeo e imágenes requieren algoritmos más cercanos a los que una persona podría determinar. "Por ejemplo, (con este tipo de aprendizaje de máquinas) es posible organizar las fotos por la cara de cada persona, cosa que era impensable hace unos pocos años".

Primero en móviles

El informe de Deloitte destaca que, en el corto plazo, las funciones de aprendizaje de máquina estarán disponibles principalmente en tabletas y teléfonos inteligentes, debido a la demanda de diversas funciones en estos dispositivos, una de ellas: los asistentes inteligentes con reconocimiento de voz, apuntó Gilles Maury, Gerente de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de Deloitte.

.
.

Por su parte, Mediatek, el fabricante taiwanés de chipsets destacó también entre sus tendencias de usos de móviles para el 2017, el papel que jugarán estos asistentes en América Latina, a los que catalagó como "la ventana de entrada para acceder a aplicaciones, datos, o interactuar con personas, redes sociales, gobiernos y empresas y realizar tareas cotidianas".

Además, la compañía señaló que, según un informe de Grey Group para el periodo 2016-2017, "durante el 2016, el 25% de las búsquedas en Google desde el móvil en Estados Unidos, se realizaron por voz", lo que respalda que es una funcionalidad que ha tomado fuerza.

Un sector en el que también se observará el impacto de esta tendencia es en el relacionado con la realidad aumentada y virtual, apuntó Gilles Maury de Deloitte. Según él: "que las cámaras puedan identificar los objetos que están viendo para dar un sentido a lo que se está observando, no solo en una foto, sino una red de objetos reconocidos, ayudará a tener una interacción activa con el entorno".

Con el tiempo, la inclusión de esta tecnología también se incorporará a aplicaciones para dispositivos de Internet de las Cosas (IoT), como aparatos médicos, carros y otros. Según las proyecciones de Deloitte será "mucho más transformadora".

En el país

En Costa Rica ya existen dispositivos con esta tecnología de aprendizaje de máquinas, el teléfono Huawei Mate 9 es uno de ellos.

Karla Alvarado, gerenta de mercadeo de Terminales Huawei Costa Rica, explicó que: "el algoritmo de aprendizaje analiza el uso que un consumidor le da a sus aplicaciones, de manera que, basado en esta interacción, predice el comportamiento y preferencia del usuario en el dispositivo. Así, se priorizan las aplicaciones de mayor uso, garantizando una experiencia más fluida de funcionamiento y de la carga por más tiempo".

Según señala el informe de Deloitte, los algoritmos de aprendizaje insertos en los dispositivos móviles harán posible que puedan ejecutar tareas, incluso cuando estos no estén conectados a Internet.

Lo anterior, podría resultar una herramienta de vida o muerte. Por ejemplo, en el caso de una emergencia donde se necesita socorrer a un trabajador que habla un idioma extranjero, la funcionalidad de traducción sería primordial, o bien, si se pretende rescatar a una persona atrapada dentro de un edificio, la navegación en interiores permitiría ubicarla de una forma más efectiva.

El informe de Deloitte asegura que "esta tendencia creará oportunidades e industrias que ni siquiera hemos imaginado, quizá deberíamos preguntarle a nuestros teléfonos qué clase de nuevas invenciones vendrán".

Etiquetado como: