26 enero
Un robot como este podría entregar emparedados, abarrotes o paquetes en Virginia, EE. UU.
Un robot como este podría entregar emparedados, abarrotes o paquetes en Virginia, EE. UU.

Richmond, Virginia, EE. UU.

Robots de tamaño aproximado al de una hielera portátil podrían pronto estar rodando por las aceras de Virginia entregando emparedados, abarrotes o paquetes.

Quienes apoyan la idea dicen que el proyecto para permitir los robots repartidores convertiría al estado en el primero de la nación que regula tales servicios.

Los legisladores estatales se asociaron con la compañía europea Starship Technologies con respecto a iniciativas de ley para permitir a ciudades de Virginia unirse a otras dos en Estados Unidos y a muchas en Europa donde la compañía está probando sus robots terrestres semiautónomos. Al igual que los intentos de otras empresas tecnológicas de realizar entregas con drones, Starship busca revolucionar la manera en que la gente recibe sus paquetes.

Los representantes de la compañía visitaron Richmond el miércoles para una demostración. Con seis ruedas, una tapa superior que se abre y una bandera para ser visible, los compactos dispositivos de entrega personal de Starship están diseñados para transportar artículos dentro de un radio de dos a tres millas (3,2 a 4,8 kilómetros). Pueden cargar hasta 22 libras (9,9 kilogramos), o aproximadamente tres bolsas de compras llenas de artículos. Los destinatarios pueden abrir la tapa superior con una aplicación para smartphone.

"Cuando lo vi por primera vez, pensé, 'Oh, una hielera con ruedas''', dijo el delegado Ron Villanueva, quien está impulsando el proyecto de ley en la Cámara de Delegados de Virginia.

Pero el republicano se interesó más después de escuchar sobre los usos del robot. Dijo que podría beneficiar a los consumidores, quienes cada vez más hacen sus compras por internet, así como a compañías de logística. Starship, encabezada por cofundadores de Skype, promueve además los dispositivos como una manera menos contaminante de realizar entregas locales.

"Camionetas grandes, que se detienen y arrancan, contaminando. Es tan ineficiente; y nuestros pequeños robots están optimizados para ese tipo de entregas", dijo Henry Harris-Burland, vocero de Starship.

La compañía dijo que los robots podrían llevar comestibles a gente confinada en casa a una fracción del costo de los actuales servicios de entrega y ayudaría a ampliar el acceso a alimentos saludables.