Por: Juan Fernando Lara 3 noviembre, 2014
El viernes pasado, Esteban Chaves (derecha), de la empresa Interdinámica Energía, le explicó a Róger González cómo funcionan los paneles solares que distribuye su compañía. Lo hizo durante la ExpoSolar 2014, una feria realizada la semana pasada en San José, que se centró en este negocio. | MAYELA LÓPEZ
El viernes pasado, Esteban Chaves (derecha), de la empresa Interdinámica Energía, le explicó a Róger González cómo funcionan los paneles solares que distribuye su compañía. Lo hizo durante la ExpoSolar 2014, una feria realizada la semana pasada en San José, que se centró en este negocio. | MAYELA LÓPEZ

En este año, casi se duplican los afiliados a un plan piloto del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para abonados que desean generar su propia energía.

Lanzada en octubre del 2010, la iniciativa se denomina Plan Piloto de Generación Distribuida para Autoconsumo, y su meta es acumular 10 megavatios (mW) de potencia instalada para el cierre del 2015. Recordemos que un mW equivale a 1.000 kilovatios (kW).

A junio anterior, había 169 proyectos de energías limpias interconectados a la red del ICE, que equivalían a 600 kW instalados.

Sin embargo, a setiembre había 328 clientes. Ellos representan 1.810 kW de potencia instalada, que también benefician al ICE pues el excedente de generación de esos sistemas los absorbe la red de distribución de la entidad.

Si bien el plan acepta distintas formas de generación para autoconsumo, el 99% son sistemas de energía fotovoltaica (paneles solares), precisó el viernes el ingeniero Jorge Mario Montero, del Centro Nacional de Planificación y Desarrollo Eléctrico del ICE.

“Este 2014 hemos instalado más sistemas solares que en los últimos tres años. La expectativa es que el 2015 siga igual”, pronosticó.

Montero comentó que durante el 2015 podría unirse a este plan piloto un proyecto de generación a base de biomasa (desechos orgánicos) localizado en Guanacaste, el cual pertenece al grupo El Pelón de la Bajura.

De volverse realidad, el proyecto aportaría 4,5 mW de potencia.

El ingeniero señaló que el ICE también está por concluir un estudio de factibilidad técnica y ambiental para ver la posibilidad de construir una planta fotovoltaica de 6 mW de potencia instalada.

En próximos meses, agregó, podría decidirse si el proyecto se hará y si la entidad asumirá toda la inversión o incluirá otros socios.

Crece interés. Como prueba del creciente interés en los sistemas de paneles solares, Montero recordó que ya hay 3.424 unidades beneficiando a 373 comunidades en el marco del Programa Nacional de Electrificación Rural con Fuentes de Energía Renovables.

Cuando este se lanzó, en 1998, había solo 31 paneles en las zonas rurales.

Desde hace dos años, conforme crecía el costo de la electricidad, este programa experimentó un fuerte repunte de instalaciones con 730 paneles en el 2012 y 611 en el 2013. El mayor registro antes de esos años ocurrió en el 2003, cuando se agregaron 354.

Dichos 3.424 paneles activos representan 416 kW de potencia instalada, detalló Montero.

El creciente interés de los abonados en esta forma de generación también se refleja en un mayor número de empresas dedicadas a instalar esos equipos.

En 1998 había menos de cinco empresas en este negocio, pero hoy se calculan en 50, dijo Natalia Alvarado, presidenta Asociación Costarricense de Energía Solar.

Etiquetado como: