Con el aval de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos el país supera 5 de las 22 áreas por las que debe ser evaluado para formar parte de esta entidad

Por: Silvia Artavia 14 agosto
Las políticas públicas, regulación y prácticas del país para la promoción de temas biotecnológicos fueron parte de la valoración de la OCDE.
Las políticas públicas, regulación y prácticas del país para la promoción de temas biotecnológicos fueron parte de la valoración de la OCDE.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) emitió una "opinión formal favorable" sobre las políticas empleadas por Costa Rica en temas de ciencia y tecnología.

El 9 de abril del 2015, el Consejo de dicha organización acordó, por unanimidad, invitar a Costa Rica a iniciar su proceso de adhesión a los 34 países que la integran, los cuales emplean políticas económicas y sociales en forma coordinada.

En ese proceso, nuestra nación ya había superado la áreas de comercio, salud, agricultura y educación. Por lo tanto, el visto bueno en los ámbitos de ciencia y tecnología se convierte en el quinto peldaño aprobado.

Entre los 17 aspectos restantes en los que Costa Rica debe obtener buena nota si quiere ser un país más de la OCDE, destacan: estadística, desarrollo económico, inversión y gobernanza pública.

Para cada aspecto analizado, la Organización destina una comisión específica. En este caso, se trató del Comité de Políticas en Ciencia y Tecnología, una misión de técnicos que visitó nuestro país y entrevistó a funcionarios de 35 instituciones y dependencias estatales, así como a los sectores académico y privado.

¿Qué valoró la comisión?

En términos generales, hizo una evaluación integral de cómo ejecuta el país sus políticas de ciencia y tecnología, con el componente de innovación como uno de los principales focos de estudio.

Además, el comité también se centró en las áreas de biotecnología, nanotecnología y tecnologías convergentes; con especial énfasis en la primera de estas tres.

Federico Torres, director de Investigación y Desarrollo del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), explicó que la solicitud de la OCDE de analizar detalladamente el área de biotecnología, se debe a la experiencia de Costa Rica en ese ámbito.

Es este caso, se valoraron aspectos como políticas públicas, regulación y prácticas del país para la promoción de temas biotecnológicos.

Preguntas como cuál es el estado de los laboratorios dedicados a la investigación en biotecnología y cómo cumplen estos sitios los estándares de la OCDE fueron parte de la investigación.

Los avances en nanotecnología, es decir, invenciones tecnologías que se desarrollan con base en el nanómetro (la mil millonésima parte de un metro), también fueron analizados por la OCDE.
Los avances en nanotecnología, es decir, invenciones tecnologías que se desarrollan con base en el nanómetro (la mil millonésima parte de un metro), también fueron analizados por la OCDE.

En cuanto a la nanotecnología –invenciones tecnologías que se desarrollan con base en el nanómetro, la mil millonésima parte de un metro– se estudiaron casos como la elaboración de partes para computadoras y de nuevos materiales para la industria; por ejemplo, implantes para personas con discapacidad.

En cuanto a las tecnologías convergentes, la evaluación fue, principalmente, en las áreas de robótica e inteligencia artificial.

El Ministerio de Comercio Exterior (Comex), coordinador del proceso de adhesión de Costa Rica a la OCDE, recibió, en días recientes, la noticia de la aprobación de las políticas costarricenses en ciencia y tecnología.

Según dijo Torres, todavía no está disponible el documento del pronunciamiento oficial de dicha organización, en el que se citan las fortalezas y desafíos del país en todos los ámbitos evaluados.

Etiquetado como: