Por: Juan Fernando Lara 3 noviembre, 2014

La energía solar podría ser la principal fuente de electricidad del planeta hacia el año 2050 gracias al descenso en los costos de los equipos de generación.

Así lo precisó en dos informes del mes pasado, el Organismo Internacional de Energía (OIE).

Los textos indican que los sistemas solares fotovoltaicos podrían generar hasta 16% de la electricidad mundial ese año. Mientras, la electricidad solar térmica de plantas de energía solares por concentración ya sumarían 11%.

“La rápida disminución de costos en módulos y sistemas fotovoltaicos en los últimos años, abre nuevas perspectivas para el uso de energía solar como una fuente importante de electricidad en próximos años y décadas” expresó en uno de los documentos, Maria van der Hoeven, jerarca de la OIE.

Empero, agrega que ambas tecnologías son muy intensivas en capital: casi todos los gastos se hacen por adelantado, por lo cual la reducción del costo de inversión inicial es clave en el futuro.

Los paneles solares fotovoltaicos son la tecnología de energía renovable de más rápido crecimiento mundial desde el año 2000. Aun así, el aporte solar es inferior al 1% de la capacidad total de energía en todo el mundo.