Se puede programar al robot para hablar inglés, español, francés, ruso y neerlandés

 27 mayo
Este es el primer robot humanoide impreso 100% en 3D, puede seguir instrucciones de quienes interactúan con él.
Este es el primer robot humanoide impreso 100% en 3D, puede seguir instrucciones de quienes interactúan con él.

Bucarest, Rumania

Un diseñador francés presentó por primera vez al público su robot humanoide armable. El modelo de plástico de tamaño natural responde a instrucciones en inglés, al recoger y dejar caer una pelota de plástico, además de girar la cabeza para seguir personas.

El diseñador del robot DIY ("Hágalo Usted Mismo" en inglés) , Gael Langevin, realizó su presentación esta semana durante una feria tecnológica realizada en Rumania. Desarrolló la idea a partir de una mano protética que fabricó en 2011, la primera hecha en una impresora 3D. El robot está hecho en una impresora 3D y cuenta con microcámaras.

Se espera que el robot pueda ser utilizado para ayudar a niños en escuelas y hospitales. Está conectado a internet y puede responder a varias preguntas tomadas de Wikipedia.

Langevin reconoce que su modelo, de nombre genérico InMoov, aún no alcanza la perfección.

"Esto se parece un poco a Geppetto construyendo a Pinocho. Fabricas un robot y lo presentas al mundo y ves lo que otros harán con él", informó.

Los niños que visitaron la feria parecieron encantados con InMoov.

Gael Langevin posa con su creación, un nuevo robot humanoide.
Gael Langevin posa con su creación, un nuevo robot humanoide.

"Es increíble", dijo Adrian Margineanu, un estudiante de la reconocida escuela St. Sava de Bucarest.

"Me gusta mucho. Estoy tentado a fabricar uno", agregó.

Para aquellos que no quieren armarlo, InMoov ofrece una lista de proveedores en distintos países. Langevin estima que se han fabricado unos mil de estos robots por personas que se han basado en su diseño.

Se puede programar al robot para hablar inglés, español, francés, ruso y neerlandés, pero el diseñador gráfico rumano Paul Popescu, de 35 años, ha ido armando su propio robot y planea programarlo para que hable rumano.

El modelo básico tiene un precio cercano a los $1.665 (unos ¢966.000).