Inusual despliegue de dispositivo en una colisión podría herir o causar la muerte

Por: Juan Fernando Lara 19 mayo, 2015
Productos de la marca Takata en un área de exhibición de Toyota en Tokio. El fabricante revisará casi cinco millones de sus vehículos. | AFP.
Productos de la marca Takata en un área de exhibición de Toyota en Tokio. El fabricante revisará casi cinco millones de sus vehículos. | AFP.

Los fabricantes japoneses de vehículos Toyota, Honda y Nissan anunciaron una nueva llamada a revisión para 11,5 millones de carros en todo el mundo, por problemas con las bolsas de aire ( airbags ), fabricadas por la empresa japonesa Takata.

Esta firma es uno de los más importantes proveedores de tales equipos de seguridad para el sector. Ahora, está acusada de haber reaccionado tardíamente al problema en los últimos años.

Desde el 2008, 16 millones de vehículos de Nissan, Toyota y otros fabricantes habían sido llamados para cambiar los infladores de las bolsas de aire.

Según Takata, la falla –que se cree podría haber provocado hasta cinco muertes en varios países– se produce solo en condiciones de elevada humedad.

Sin embargo, Toyota optó por esta nueva ronda de revisiones, luego de una investigación sobre esos dispositivos incluidos en sus unidades.

La firma concluyó que los defectos de fabricación en el sistema de inflado del airbag podrían causar un despliegue inusual del dispositivo, en caso de colisión y, de este modo, herir a los pasajeros o incluso causarles la muerte.

Algunas empresas automotrices fueron más allá en precisar el nivel de peligro. “El defecto en este vehículo podría matarlo o lesionarlo a usted o a otros pasajeros”, dice el sitio web de Nissan sobre el tema.

Específicamente en algunos autos, el inflador de la bolsa de aire delantera del asiento del conductor o del pasajero puede producir presión interna excesiva cuando se despliega.

Si una bolsa de aire defectuosa se abre, la presión interna aumentada puede ocasionar la ruptura del inflador y hacer que se despliegue de manera anormal.

En caso de ruptura de un inflador, sus fragmentos metálicos podrían atravesar el material del cojín de la bolsa de aire, lo que podría causar lesiones graves o mortales.

A la fecha, Toyota no tiene constancia de víctimas en accidentes que involucren airbags en ninguno de los casi cinco millones de vehículos adicionales que ha llamado a revisión. La mayoría fueron vendidos en Japón (1,35 millones) y Europa (1,26 millones), mientras que en Estados Unidos, hay 637.000 automóviles afectados, informó la compañía.

Ahora, 35 modelos fabricados entre marzo del 2003 y noviembre del 2007 están incluidos en la nueva llamada de Toyota. Se incluyen Corolla, RAV4 Sport y camionetas Tundra.

Por el momento, 3,1 millones de carros de Toyota han pasado por los talleres debido a problemas en sus bolsas de aire.

Nissan anunció que revisará 1.563.000 de vehículos en todo el mundo por el mismo motivo.

Los modelos afectados incluyen sedanes Sentra, microbuses Caravan y vehículos deportivos X-Trail, fabricados entre el 2004 y 2007.

El tercer constructor japonés de automóviles, Honda, confirmó que, por idénticas razones, pasarán por evaluación cinco millones de vehículos en el mundo (modelos Civic, Accord, Pilot, Odyssey y los Acura TL, CL, RL y MDX fabricados entre el 2001 y 2008).