Dejarlos desconectados y adquirir supresores de picos de voltaje y UPS, figuran entre las recomendaciones más frecuentes que hacen los expertos para que usted evite daños en sus equipos

Por: Monserrath Vargas L. 17 julio
En Estados Unidos más gente sabe que cuando hay mal clima es mejor quedarse adentro de casas u oficinas, para evitar ser víctima de un rayo. | SHUTTERSTOCK
En Estados Unidos más gente sabe que cuando hay mal clima es mejor quedarse adentro de casas u oficinas, para evitar ser víctima de un rayo. | SHUTTERSTOCK

La rayería a la que tantos temen y sobre la cual se informa cuando su acción cobra vidas, también puede dañar los aparatos eléctricos y hacer que usted pierda información valiosa.

A julio de este año han caído 705.000 rayos, según datos aportados por Berny Fallas, coordinador de Descargas Atmosféricas del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Tales descargas se deben a las temperaturas de los océanos, tanto de la costa pacífica de Suramérica como del Atlántico y el mar Caribe, lo mismo que al paso reiterado de ondas tropicales provenientes del Atlántico.

Por ello, resulta conveniente tomar algunas precauciones que van desde desconectar los aparatos hasta comprar supresores de picos de voltaje y unidades de potencia ininterrumpida (mejor conocidos como UPS) para proteger los electrodomésticos de casa y la información de las computadoras.

¿Qué hacer? Desde siempre se ha aconsejado apagar y desconectar los aparatos cuando hay tormentas eléctricas. Según Heriberto Gamboa, gerente de Territorio de la unidad de negocio de Tecnologías de Información de Schneider Electric Costa Rica, ese consejo es acertado.

Aunque los sistemas y dispositivos no fallen inmediatamente, después de la descarga producida tras la caída de un rayo, los sobrecalentamientos que sufrirán disminuyen el tiempo de vida útil de los aparatos.

Por esa razón, José Joaquín Urbina, gerente de Compras de Grupo Monge, considera que es conveniente desenchufar los electrodomésticos por las noches o cuando se sale de la casa.

Según él, esto, además de permitirle ahorrar electricidad, “en época de lluvias, y en caso de pronóstico de tormenta eléctrica, le evitará que los artefactos sean impactados si cae un rayo muy cerca de la casa”.

¿QUÉ PROVOCA LA RAYERÍA?
¿QUÉ PROVOCA LA RAYERÍA?

Si todavía le quedan dudas, para que se dé una idea, la energía de un rayo podría alimentar 500 millones de hogares, según el funcionario de Schneider Electric. Entonces, imagine qué le podría hacer una descarga de esas a sus aparatos.

Otra recomendación de los expertos es asegurarse de que en la casa se cuente con una conexión a tierra. “ De esta manera, se puede conducir la energía de los rayos a la tierra y no a los aparatos electrónicos”, explicó Urbina.

Por su parte, Eduardo Córdoba, gerente de Mercadeo de Gollo, aconsejó instalar supresores de picos de tensión y UPS para equipos electrónicos como computadoras, televisores y consolas de videojuegos.

Los supresores de transitorios, más comúnmente conocidos como supresores de picos, pueden instalarse en casas, comercios y edificios para lograr una mayor protección. “Estos evitan que la elevación de tensión llegue a mis elementos de protección y luego a mis equipos; pero no es la única solución”, manifestó Gamboa.

Las UPS son dispositivos que evitan que las computadoras se apaguen de forma repentina y ayudan a que estas permanezcan encendidas durante varios minutos. Esto permite al usuario apagarlas apropiadamente y proteger la información en caso de un corte de electricidad.

Gamboa también llamó la atención sobre otros inconvenientes que pueden provocar las tormentas eléctricas, como la caída de servicios como los sistemas de cobro.

“Una caída abrupta del sistema cuando apago el servidor puede provocar que se tarden días en recuperar la información”. Por ello, aconsejó prestar atención a las alternativas para evitar este tipo de problemas.

Algunas tiendas de electrodomésticos ofrecen garantías extendidas, las cuales son una especie de póliza que el cliente contrata y así evita “pagar por reparaciones o sustitución del artículo en caso de ser afectado por la rayería, fluctuaciones de voltaje o cualquier otra situación”, aclaró Urbina. Gollo ofrece UPS por ¢20.000 y reguladores de voltaje por ¢12.000.