Ucrania es de las más afectadas, aunque países como España e India también aseguran haber sido atacados

Por: Monserrath Vargas L. 27 junio
Esta es la pantalla que han visto en sus computadoras los usuarios afectados por el ransomware WannaCry.
Esta es la pantalla que han visto en sus computadoras los usuarios afectados por el ransomware WannaCry.

En mayo de este año, un ataque por medio del código malicioso WannaCry afectó a comercios, empresas y hospitales. Este martes 27 de junio, diversas publicaciones en redes sociales y medios de comunicación alertan sobre una nueva amenaza con características similares a una familia de ransomware conocida como Petya.

El ataque es de ransomware, es decir, un método utilizado por los ciberdelincuentes que funciona así: el archivo malicioso se instala en el dispositivo de la persona y encripta la información (la guarda bajo llave), con el objetivo de pedir dinero a cambio para devolverle sus archivos.

Según los reportes en línea, el ataque ha afectado a entidades bancarias, redes de energía eléctrica y empresas postales. También a gobiernos, pues una foto publicada por Pavlo Rozenko, viceprimer ministro de Ucrania en Facebook así lo demuestra.

Tal y como lo hizo WannaCry en su momento, el código malicioso solicita cerca de $300 en bitcoins (unos ¢170.000), a cambio de recuperar la información.

Miguel Ángel Mendoza, de la firma de seguridad ESET explicó que hasta el momento: "se sabe que surgió en Ucrania; no ha tenido impacto en Latinoamérica, aunque han habido algunas detecciones".

Debido a que este tipo de ransomware se ha propagado por medio de correo electrónico y luego se ha aprovechado de las vulnerabilidades de los sistemas, el experto recomendó hacer caso omiso de correos que provengan de remitentes desconocidos y con archivos adjuntos. Asimismo, aconsejó instalar actualizaciones del sistema operativo.

En Ucrania, el Banco Nacional advirtió con una nota a otras entidades financieras de la amaneza y las dificultades que ha causado en algunos bancos comerciales, que este martes experimentaban dificultades con las operaciones bancarias y de servicio al cliente.

Según el sitio We live security, de la firma de seguridad ESET se han efectuado reportes en otras partes del mundo como España, India y empresas de publicidad como la británica WPP.

El brote de ransomware también habría afectado a la petrolera Rosneft. El portavoz de la compañía citado por ABC news aseguró que el daño alcanzó: "A todas las ramas de nuestro negocio, tanto en el país como en el extranjero".