Nivel educativo y poder adquisitivo influyen en brecha digital para tenencia de ese dispositivo

Por: Monserrath Vargas L. 4 julio
Las computadoras pasaron de ser el dispositivo privilegiado a ser uno más para el acceso a Internet. Los teléfonos inteligentes permiten realizar algunas de las tareas que se hacían en el computador | SHUTTERSTOCK.
Las computadoras pasaron de ser el dispositivo privilegiado a ser uno más para el acceso a Internet. Los teléfonos inteligentes permiten realizar algunas de las tareas que se hacían en el computador | SHUTTERSTOCK.

¿Qué acceso tienen los hogares costarricenses a Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC)? Esa es una de las preguntas que responde el informe Hacia la Sociedad de la Información y el Conocimiento del Programa Sociedad de la Información y Conocimiento (Prosic), de la Universidad de Costa Rica.

El reporte, que se publica una vez al año, se dio a conocer en el auditorio de la Facultad de Educación de ese centro de estudios superiores ubicado en San Pedro de Montes de Oca.

Entre sus resultados destaca que el nivel educativo y nivel de ingresos son determinantes en la brecha digital en los hogares, respecto a la tenencia de computadoras.

"Utilizamos una regresión logística que lo que me brinda son probabilidades. Es decir, que la probabilidad de que un hogar con estudios universitarios tenga ingreso a una computadora es mucho más alta (12 veces) que la probabilidad de un hogar con menor nivel escolar, como secundaria (2,7 veces)".

Sin embargo, ese panorama cambia cuando se comparan los años 2010 y 2016. En el 2010, una familia con estudios universitarios tenía 16 veces la probabilidad de tener Internet que una sin educación superior. Mientras que en 2016 esa diferencia bajó a 4,61 veces.

Un panorama similar a ese se da con los teléfonos celulares. "El porqué es más complicado de definir, uno puede hipotetizar. Es claro que la apertura telefónica tiene un efecto enorme en el acceso a celular", dijo Amador.

Asimismo, "parece que hemos logrado eliminar la brecha geográfica en acceso a teléfono móvil en todo el país", aseguró Alejandro Amador, investigador del Programa Institucional de la Infomación y el Conocimiento (Prosic). Esto quiere decir, que el vivir en zona urbana o rural no va a afectar el acceso a ese aparato.

Sin embargo, hay otras materias en las que aún se debe trabajar. Por ejemplo, "no hemos hecho nada para disminuir la brecha digital en personas mayores y personas con discapacidad", aseguró el investigador.

También se abordaron otras necesidades del país durante la presentación del informe. Marcelo Jenkins, exministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) aseguró, vía video, que el país enfrenta retos, entre ellos, la inversión que hace en ciencia, tecnología e innovación.

Precisó que el tamaño de la inversión per cápita es de apenas 0,58 del Producto Interno Bruto, mientras que la inversión que realizan otros países más desarrollados en esta materia y pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ronda el 2% del PIB.

Además, la OCDE señaló al país la necesidad de crear una agencia moderna de innovación para el mercado mundial.

Otros de los temas abordados por el informe son el teletrabajo, el acceso de personas con discapacidad a las TIC y los avances o retrocesos en materia de telecomunicaciones que enfrenta el país.

Etiquetado como: