Tecnología

Es la mayor trama de 'hackers' financieros

Inculpan en EE. UU. a banda que pirateó computadoras de empresas y robó a 160 millones de tarjetas de crédito

Actualizado el 26 de julio de 2013 a las 03:23 pm

Entre las compañías que sufrieron los ataques informáticos se encuentran Nasdaq, Dow Jones, el banco Dexia, Carrefour y JetBlue.

Tecnología

Inculpan en EE. UU. a banda que pirateó computadoras de empresas y robó a 160 millones de tarjetas de crédito

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

NUEVA YORK

Las autoridades estadounidenses inculparon a cinco personas (cuatro rusos y un ucraniano) de llevar adelante una organización criminal que pirateó ordenadores de empresas y robó datos de 160 millones de tarjetas de crédito, en el mayor caso de este tipo investigado en el país.

Paul Fishman, fiscal federal de Nueva Jersey anunció la presentación de cargos contra los piratas informáticos.
ampliar
Paul Fishman, fiscal federal de Nueva Jersey anunció la presentación de cargos contra los piratas informáticos. (AP)

Los cinco individuos cumplían tareas bien diferenciadas: dos de ellos eran especialistas en penetrar los sistemas informáticos de las empresas, un tercero se dedicaba a "explorarlos" para robar datos de valor, un cuarto proveía cobertura anónima en Internet y un quinto se dedicaba a vender la información.

Los acusados fueron procesados por las fiscalías de Nueva York y Nueva Jersey en dos actas de inculpación diferentes, indicaron las autoridades en comunicados separados.Los cinco individuos "conspiraron en una organización de piratería y robo de datos mundial que apuntó contra las redes de grandes compañías, robó más de 160 millones de números de tarjetas de crédito y dio como resultado millones de dólares en pérdidas", señaló la fiscalía de Nueva Jersey.Entre las compañías que sufrieron los ataques informáticos se encuentran la plataforma de intercambios electrónicos de Wall Street, Nasdaq; el índice vedette de la bolsa neoyorquina, Dow Jones; el banco Dexia; la cadena de supermercados Carrefour; y la aerolínea JetBlue.Los inculpados fueron identificados como Vladimir Drinkman, Aleksander Kalinin, Roman Kotov y Dmitriy Smilianets, todos ciudadanos rusos, y el ucraniano Mikhail Rytikov. Mientras Drinkman y Smilianets fueron detenidos en junio de 2012 en Holanda, los otros tres acusados se encuentran prófugos. Smilianets fue extraditado a Estados Unidos en septiembre del año pasado y Drinkman permanece en custodia en Holanda.Según la fiscalía, dos de los individuos, Kalinin y Drinkman, ya habían sido inculpados en 2009 en el caso que involucró a uno de los mayores piratas informáticos de la historia estadounidense, Albert Gonzalez, actualmente en prisión tras ser condenado a 20 años de cárcel por robo de tarjetas de créditos.De acuerdo con las autoridades, los cinco individuos cumplían tareas bien diferenciadas en la organización, ya que dos de ellos eran especialistas en penetrar los sistemas informáticos de las empresas, un tercero se dedicaba a "explorarlos" para robar datos de valor, un cuarto proveía cobertura anónima en Internet y un quinto se dedicaba a vender la información."Este tipo de crimen es de vanguardia", indicó el fiscal federal de Nueva Jersey, Paul Fishman, citado en uno de los comunicados, al describir el modus operandi de la banda.Los acusados penetraron en las redes informáticas de algunas de las compañías más grandes del mundo de procesamiento de pagos, cadenas de supermercados e instituciones financieras, para robar información sobre la identificación personal de personas.Así obtuvieron nombres y contraseñas, medios de identificación, número de tarjetas de crédito y débito. La cifra de 160 millones de tarjetas robadas es "muy conservadora", según las autoridades.La banda vendía las tarjetas a mayoristas especializados en el uso de este tipo de material a diferentes precios: $10 por una tarjeta estadounidense y los datos asociados, $50 por una europea y $15 por una canadiense.Todos los acusados fueron inculpados con los cargos de "conspiración para obtener acceso no autorizado a ordenadores", castigado con cinco años de prisión y multa de $250.000, y "conspiración para cometer fraude a través de transferencia electrónica", con un pena máxima de 30 años y $1 millón de multa.Además, los cuatro rusos también fueron inculpados por "acceso no autorizado a ordenadores" (cinco años de prisión y $250.000 de multa) y "fraude a través de transferencia electrónica" (30 años de prisión y $1 millón de multa).

  • Comparta este artículo
Tecnología

Inculpan en EE. UU. a banda que pirateó computadoras de empresas y robó a 160 millones de tarjetas de crédito

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota