Tecnología

Consola Xbox convierte la rehabilitación en diversión

Actualizado el 07 de diciembre de 2015 a las 12:00 am

Voluntarios visitaron el país para capacitar en estas técnicas de terapia

Asistentes usaron Virtual Rehab, un programa que focaliza tratamiento

Tecnología

Consola Xbox convierte la rehabilitación en diversión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La voluntaria del área de finanzas de Microsoft, Brooke Swan juega con Emanuel Barquero y a la vez, le enseña cómo realizar los ejercicios. Este tipo de prácticas con la consola Xbox y la tecnología Kinnect permiten que los involucrados hagan terapia física y que se diviertan. | ADRIÁN SOTO.

Los videojuegos y la tecnología no solo sirven para divertirse, también pueden ayudar a las personas con discapacidad a rehabilitarse y llegar a metas nunca antes alcanzadas.

Así lo demostró un grupo de 20 voluntarios de la empresa Microsoft, que visitó el país a finales de noviembre, para capacitar y ayudar a jóvenes con discapacidad y en riesgo social, en el Centro Poeta (Programa de Oportunidades para el Empleo a través de la Tecnología en las Américas) YouthSpark, ubicado en Goicoechea.

Los voluntarios compartieron con 130 muchachos durante cuatro días. Una de las actividades más novedosas fue la que involucró la consola de videojeugos Xbox, de Microsoft.

El especialista Brannon Zahand, gerente senior de Operaciones de Programa en Microsoft, señaló que los videojuegos pueden aportar mucho a la población con discapacidad, pues la tecnología permite a las personas hacer cosas que de otro modo no podrían.

“Le mostramos a un muchacho un juego que permite sentir, virtualmente, la experiencia de montar a caballo. Esto puede ser muy novedoso para alguien que está en una silla de ruedas. Así pueden experimentar un mundo nuevo, que no es posible para ellos en su vida cotidiana”, comentó Zannon.

Otra de las ventajas de incorporar videojuegos reside en que, mediante actividades agradables, se les puede motivar a hacer ejercicios de terapia física.

“La terapia física a veces es dolorosa; no divertida. Cuando se hace como un juego, cuando la experiencia es mágica, se puede convertir algo muy difícil en algo fácil”, afirmó.

La española Cristina Gallego, una de las voluntarias, se encargó de mostrar las tecnologías Xbox y Kinect a los jóvenes del Centro Poeta. “La consolaXbox es siempre divertida. Pero a personas con discapacidad les ayuda con la coordinación, el equilibrio. Trajimos juegos propios de Microsoft. También adquirimos un software que se llama VirtualRehab”, comentó la joven.

Cristina Gallego guía a la joven  Noelia Castillo en el uso del  software  VirtualRehab. Este programa permite a los médicos realizar terapia personalizada y focalizada, en la discapacidad de la persona. | ADRIÁN SOTO.
ampliar
Cristina Gallego guía a la joven Noelia Castillo en el uso del software VirtualRehab. Este programa permite a los médicos realizar terapia personalizada y focalizada, en la discapacidad de la persona. | ADRIÁN SOTO.

Ese último es un programa desarrollado por una empresa española, que se utiliza en hospitales y centros para la tercera edad. Su uso se dirige principalmente a personas que se están recuperando de accidentes, o incluso a adultos mayores que han perdido parte o toda su movilidad.

PUBLICIDAD

“Es un software que se puede programar. Por ejemplo, si un paciente necesita ejercitar la parte derecha de su cuerpo porque tiene una discapacidad ahí, podemos centrarnos en esa parte”, recalcó Cristina Gallego.

Oportunidad. Ineke Geesink, gerenta de Mercados Emergentes de Microsoft, explicó que el grupo de Finanzas de su compañía selecciona una vez al año un proyecto de ayuda. Durante el 2013 fue en India; en el 2014, en Kenia y en este 2015, en Costa Rica.

“La idea es poder brindar, a través de la tecnología Microsoft, un apoyo para que las personas con discapacidades permanentes o temporales, puedan tener mejor calidad de vida o integrarse mejor a la sociedad”, aseguró.

La ayuda también incluyó capacitaciones para que los beneficiados aprendieran a hacer un currículo y a utilizar herramientas como Power Point y Excel, entre otras.

Mauricio Brenes, de 32 años, quien tiene una dispacidad auditiva, participó en las sesiones.

“Esta fue una experiencia muy significativa para mí. Hacer presentaciones con Power Point, utilizar viñetas. Esta es una capacitación que nos puede ayudar a integrarnos al mundo laboral. Nosotros necesitamos oportunidades de trabajo”, comentó.

Los encargados del Centro Poeta fueron capacitados por los voluntarios de Microsoft para que la tecnología siga ayudando de diversas formas a quienes se acercan a esta institución.

  • Comparta este artículo
Tecnología

Consola Xbox convierte la rehabilitación en diversión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Monserrath Vargas L.

movargas@nacion.com

Periodista de ciencia y tecnología

Redactora en la sección de Aldea Global de La Nación. Periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre ciencia y tecnología.

Ver comentarios
Regresar a la nota