Purdy Motor y Agencia Datsun descartan haber traído carros con potencial amenaza o haber recibido alerta de casas matrices, Honda está a la espera de notificación oficial para descartar presencia de unidades afectadas en el país

Por: Juan Fernando Lara 20 mayo, 2015
Vista de las instalaciones del fabricante japonés de componentes Takata en Auburn Hills, Michigan, EE. UU. Takata ha aceptado llamar a revisión más de 33 millones de vehículos en Estados Unidos, al reconocer que los airbags que instaló son defectuosos y pueden provocar graves lesiones.
Vista de las instalaciones del fabricante japonés de componentes Takata en Auburn Hills, Michigan, EE. UU. Takata ha aceptado llamar a revisión más de 33 millones de vehículos en Estados Unidos, al reconocer que los airbags que instaló son defectuosos y pueden provocar graves lesiones.

San José.

Compañías importadoras de vehículos Nissan y Toyota descartaron haber traído a Costa Rica vehículos con bolsas defectuosas de la marca Takata; empresa japonesa que ayer aceptó llamar a revisión más de 33 millones de vehículos en Estados Unidos, al reconocer que los airbags que instaló son defectuosos y pueden provocar graves lesiones.

El jueves, los fabricantes japoneses Toyota, Honda y Nissan anunciaron llamadas a revisión de 11,5 millones de carros evndidos en todo el mundo debido a problemas ligados con las bolsas de aire.

Sin embargo, ayer autoridades de transporte de EE. UU. informaron que Takata reconoció los problemas y aceptó realizar la mayor llamada a revisión de la historia del automóvil en ese país para un total de 33 millones de unidades.

Quien desee confirmar que si su vehículo no está afectado, puede visitar los sitios de ToyotaNissan Honda donde las marcas piden a interesados ingresar número de chasis del vehículo conocido en inglés como VIN (Vehicle Identification Number). 

La ampliación en Estados Unidos afecta a unos 16 millones de vehículos por defectos en la bolsa de aire del pasajero frontal, y a más de 17 millones de vehículos por fallos en la bolsa de aire del conductor.

El fallo se localiza en los infladores de las bolsas producidas en una de las plantas de Takata en México y provoca que éstas puedan abrirse con demasiada fuerza y lanzar fragmentos de metal hacia los ocupantes.

Javier Quirós, presidente de Purdy Motor, (importador de Toyota) descartó unidades de esa marca traídas por su empresa pues afirmó que s iempre que hay un defecto Toyota los alerta por canales internos para hacer el llamado a revisión y "todavía no nos han llamado o reportado nada al respecto".

"En estos casos se sigue todo un protocolo y se siguen procedimientos muy detallados y claramente definidos. Si tuviéramos ese escenario en Costa Rica, que no es el caso con estas bolsas de aire; pero si así fuera, lo primero que haríamos es llamar a nuestros clientes", enfatizó.

Quirós afirma que sí hicieron la consulta a su casa matriz y les dijeron que las versiones de carros que vienen a Costa Rica no son vehículos construidos con especificaciones estadounidenses, si no europeas, y por lo tanto no vienen con esas bolsas de aire debido a que son construidos con otras especificaciones y en otros lugares.

"Creo que ni siquiera las unidades enviadas a Latinoamerica vienen con esa marca de bolsas de aire", matizó el vocero.

Por su parte, Ana Lucrecia Vargas, directora de mercadeo de Agencia Datsun (importa la marca Nissan) enfatizó que tampoco han recibido una notificación de fábrica ligada con esta revisión.

"Por ahora no tenemos una alerta de este tipo para Costa Rica. Si bien esto es una revisión en otros mercados, para Costa Rica no hemos tenido dicho aviso. No hemos recibido un solo modelo o alguna llamada de clientes que hayan importado de otro sitio que no haya sido a través nuestro", precisó Vargas.

En el caso de Honda, Marco Macaya, jefe de servicio al cliente de Franz Amrhein & CO. (distribuidor en Costa Rica) recordó que los vehículos Honda que podrían tener esas bolsas de aire se distribuyeron en la mayoría en EE.UU., Japón y Europa.

"Ya estamos en contacto con fábrica y ellos con nosotros. Les solicitamos tenernos informados y les pedimos un documento oficial para saber si tenemos carros afectados o no. Estamos a la espera de la respuesta oficial y ahí estaríamos completamente seguros", detalló Macaya.

"Los clientes han estado llamando y nosotros hemos recopilando información y luego enviamos los datos a fábrica. Estamos en la espera del documento oficial y ahí se nos confirmará o descartará la presencia de vehículos", advirtió el vocero quien espera una confirmación oficial para la otra semana.

Quien desee asegurarse si su vehículo podría estar afectado, puede visitar los siguientes sitios de Toyota, Nissan y Honda donde los fabricantes piden a los interesados ingresar en un formulario el número de chasis del vehículo conocido en inglés como VIN (Vehicle Identification Number).