Con el nuevo formulario en línea, los europeos podrán reclamar a Google que retire datos personales suyos almacenados que estén obsoletos, de forma que no aparezcan en las búsquedas.

 30 mayo, 2014
Google no ha querido dar una estimación sobre el tiempo que tardará en eliminar los vínculos, subrayando que dependerá de los fundamentos de las demandas.
Google no ha querido dar una estimación sobre el tiempo que tardará en eliminar los vínculos, subrayando que dependerá de los fundamentos de las demandas.

San Francisco.

Google abrió hoy a los europeos la posibilidad de pedir que sus servicios de búsqueda en Internet "olviden" la información que les concierne, acatando una decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

La corte estimó el 13 de mayo que los ciudadanos tenían el derecho de pedir directamente a los motores de búsqueda que se eliminaran las páginas con información personal, especialmente si era perjudicial o inexacta.

La empresa estadounidense, con el motor de búsqueda en Internet más importante del mundo, publicó un formulario accesible a los europeos que les permite pedir la supresión de resultados de las búsquedas.

"El fallo judicial implica que Google tiene que encontrar un difícil equilibrio entre el derecho al olvido de un particular y el derecho a la información del público", expresó un portavoz del grupo.

Google creará un comité de consulta para ayudar e establecer este equilibrio en el que estarán, entre otros, Eric Schmidt, exdirectivo de Google, Jimmy Wales, fundador de Wikipedia, pero también el profesor de ética del Instituto Oxford Internet, Luciano Floridi.

"Estoy muy complacido de integrar el comité asesor internacional de Google para evaluar los desafíos éticos y legales que presenta Internet", dijo Floridi en una declaración escrita.

"Es una interesante iniciativa que probablemente requiera pensarlo profunda y filosóficamente".

El formulario que se titula "Supresión de contenido de Google ", publicado en el apartado de ayuda del usuario, exige que los usuarios se identifiquen, concreten qué vínculos (links) quieren eliminar y expliquen el motivo.

Los particulares que quieran utilizar esta opción deberán enviar una copia de su documento de identidad y poner su firma electrónica en el formulario. Las peticiones serán examinadas de manera individualizada y no se tratarán de forma automática.

Google se niega a precisar un estimado sobre el tiempo que tardará en eliminar los vínculos, subrayando que dependerá de los fundamentos de las demandas.

"Nos esforzamos para poner en práctica a la brevedad posible nuestro procedimiento de demanda de supresión ajustada a la legislación europea en lo que concierne a la protección de información", precisa Google en el encabezado del formulario.

"Mientras tanto, complete este formulario por favor. Le informaremos cuando comencemos a considerar su solicitud", agrega.

Los vínculos solamente serán anulados en Europa, donde un mensaje acompañando la búsqueda indicará que los resultados han sido modificados para cumplir con requisitos legales en el continente.

No obstante los links eliminados de las búsquedas en Europa continuarán apareciendo en los resultados de Google, presentados de la manera habitual en otras regiones geográficas. La decisión del tribunal europeo alienta interrogantes sobre la censura en internet, el derecho a la privacidad y el de la opinión pública a conocer hechos que la puedan afectar.