Por: Juan Fernando Lara 11 febrero, 2015

La firma surcoreana Samsung enfrenta una polémica tras sugerirles a quienes han adquirido sus televisores inteligentes, cuidar qué dicen frente a ellos.

El pasado 5 de enero, Samsung exhibía su modelo de televisor inteligente SUHD 4K durante una conferencia de prensa en Seúl. | AP
El pasado 5 de enero, Samsung exhibía su modelo de televisor inteligente SUHD 4K durante una conferencia de prensa en Seúl. | AP

Así lo pidió ayer al dar a conocer un cambio en la declaración de políticas de privacidad de sus aparatos Smart TV, con la advertencia de que pueden captar conversaciones y luego transmitirlas por Internet a terceros.

Esto sería posible gracias a la tecnología de reconocimiento de comandos de voz que traen estos televisores.

“Por favor, tenga en cuenta que si sus palabras habladas incluyen información personal o confidencial, esa información estará entre los datos captados y enviados a terceros a través de su uso del Reconocimiento de Voz”, destacó la gigante tecnológica.

Para la función de reconocimiento de voz, el TV “escucha” lo hablado por el propietario y después lo remite en línea a bases de datos donde un software operado por otra compañía convierte esas palabras en texto y las devuelve al televisor con el fin de que pueda ejecutar el comando de voz.

El aparato también transmite por Internet otro tipo de datos, como por ejemplo el identificador único que cada TV posee.

El párrafo de la política de privacidad desató una tormenta de críticas que señalan a Samsung por espiar conversaciones de sus clientes desde los televisores, para fines, por ahora, poco claros.

La empresa (cuyo eslogan es: La televisión nunca ha sido tan inteligente ) reaccionó de inmediato, negando que espíe por medio de sus aparatos. Agregó que esta forma de captación de datos se pensó para mejorar el desempeño del TV y resaltó que los usuarios pueden deshabilitarla.