Surface Pro 3, descrita por su fabricante como más liviana, delgada, más grande y poderosa que su predecesora, fue diseñada para un mundo en el que la gente quiere tanto trabajar como jugar con sus tabletas

 20 mayo, 2014

Se llama Surface Pro 3 y es una tableta que quiere competir contra las otras de su nicho de mercado y también contra las laptops, a las que pretende reemplazar.

Surface Pro 3 es una tableta y una computadora portátil
Surface Pro 3 es una tableta y una computadora portátil

Descrita por Microsoft como más liviana, delgada, más grande y poderosa que su predecesora, la tableta fue diseñada para un mundo en el que la gente quiere tanto trabajar como jugar con sus tabletas.

Pro 3 tiene una pantalla de alta resolución de 12 pulgadas diagonal. Se puede escribir sobre ella o haciendo uso del teclado.

También está dotada de una "pluma" que puede utilizarse para activar a distancia el Pro 3 o escribir en él como si se tratara de un bloc de notas.

La tableta pesa 800 gramos y su grosor es de 9,1 mm, 30% más delgada que una MacBook Air.

Además, tiene puerto USB 3.0, lector de tarjetas microSD y Mini DisplayPort.

La Surface Pro 3 se venderá anticipadamente desde este miércoles por un precio inicial de $799 y llegará oficialmente a los comercios norteamericanos a partir del 20 de junio.

La primera Pro 3 en el mercado funcionará con un chip Intel Core i5. Luego, desde fines de agosto, también se pondrá en venta un modelo con un modelo Intel Core i7 que saldrá simultáneamente en Estados Unidos y otros 26 países en Europa y Asia, informaron en el sitio de la empresa.

Distinta. El analista de tecnología Mike Silver opinó que, con este lanzamiento, Microsoft está siendo a la vez innovador y contrario a la lógica: mientras sus competidores lanzan productos con pantallas cada vez menores, la firma de Bill Gates aumenta su tamaño.

Silver destacó que se trabajó cuidadosamente en la elegancia del aparato y en sus características técnicas, aunque ahora el desafío de Microsoft será transmitir ese mensaje a los consumidores que no son expertos en tecnología.

Etiquetado como: