En Estados Unidos se venderá en $99, y en China, donde ya hay smartphones de ese precio, el iPhone 5c costará $729

 11 septiembre, 2013
Los nuevos modelos de iPhone 5S introducidos hoy.
Los nuevos modelos de iPhone 5S introducidos hoy.

Los chinos consideran aún "demasiado caro" el nuevo iPhone presentado la víspera por Apple, pero los japoneses ya hacen fila en Tokio para comprar el deseado objeto que tres operadores ofrecen a precios muy competitivos.

El nuevo iPhone 5C, que puede ser de color azul, blanco, rosa, amarillo o verde, será comercializado en Estados Unidos por $99.

Pero en China, donde ya hay smartphones vendidos a ese precio y donde Apple sólo controla un 5% del mercado, el iPhone 5C costará $729, apenas algo menos caro que el iPhone 5. El iPhone de gama alta, el 5S, se vende desde $862.

"¿Es ésta la versión supuestamente más barata? Realmente nos toman por imbéciles", se quejaba uno de los consumidores.

Ocurre además que en China los operadores no ofrecen a sus abonados descuentos sobre los teléfonos en el momento de la compra.

Otra historia. En Japón ocurre lo contrario: a menudo el cliente puede salir de la tienda con su nuevo iPhone en el bolsilllo sin pagar un solo yen, y el precio facturado cada mes para pagar el aparato es devuelto casi íntegramente mediante una rebaja mensual sobre los servicios.

El primer operador de servicios de telefonía móvil japonesa NTT Docomo ofrecerá estos nuevos iPhone a sus 62 millones de abonados.

Es una buena noticia para Apple, que lleva perdiendo terreno frente al surcoreano Samsung, cuya cuota en el mercado mundial (mas del 30%) duplica la del gigante estadounidense, pero no para los fabricantes japoneses de smartphones, prácticamente ausentes en los mercados internacionales --exceptuando a Sony.

Etiquetado como: