4 noviembre, 2016

Washington, Estados Unidos

Samsung retirará 2,8 millones de máquinas de lavar que presentan riesgo de rotura, anunció la Comisión de protección de los consumidores estadounidenses (CPSC).

El fabricante surcoreano ya había tenido que retirar de la venta, en octubre, los teléfonos inteligentes Galaxy Note 7 cuyas baterías presentan riesgo de explosión.

Samsung deberá retirar sus lavadoras porque la tapa de las mismas podrían desprenderse mientras la máquina esté en funcionamiento.
Samsung deberá retirar sus lavadoras porque la tapa de las mismas podrían desprenderse mientras la máquina esté en funcionamiento.

Según la CPSC, la tapa de las lavadoras puede desprenderse del aparato cuando está en funcionamiento, presentando riesgo de herir a personas que estén cerca.

Esta operación cae mal para Samsung, que había anunciado en octubre una caída de 30% de su beneficio del tercer trimestre, a causa de la operación de retiro de unos 2,5 millones de teléfonos inteligentes Galaxy Note 7.

Etiquetado como: