El dispositivo logra penetrar en espacios reducidos con la idea de buscar a personas

Por: Monserrath Vargas L. 12 febrero, 2016

La flexibilidad y la agilidad de las cucarachas inspiraron a investigadores de la Universidad de Berkeley, en EE.UU., a crear un diminuto robot que podría ayudar a rescatar gente atrapada bajo los escombros.

Estos insectos tienen la capacidad de encogerse a una cuarta parte de su tamaño, característica que resultaría muy útil para un robot en medio de un desastre natural, explicaron los científicos.

“Los socorristas deben saber si una zona de escombros es estable y segura, pero el reto es que la mayoría de los robots no puede entrar bajo los escombros”, comentó Robert Full, profesor de Biología Integrativa en la Universidad de Berkeley.

Sin embargo, si se contara con decenas de robots cucaracha, se podría soltar “un enjambre de ellos para buscar a los supervivientes e identificar los puntos de entrada seguros en caso de una emergencia”, afirmó el experto.

Robot . El dispositivo, denominado CRAM (por sus siglas en inglés) tiene la capacidad de extender sus patas hacia los lados cuando se siente aplastado, con lo que, al igual que las cucarachas, reduce a la mitad su propia altura. Además, cuenta con una cáscara de plástico que imita el caparazón y las alas protectoras de las cucarachas.

El robot es apenas un prototipo, pero según sus creadores, demuestra que la ciencia puede aprender de la forma en que actúan y se mueven los insectos para construir robots más eficaces.

“Los insectos son los animales más exitosos en la tierra. Debido a que se inmiscuyen en casi todas partes, hay que recurrir a ellos en busca de inspiración en cuanto a cómo hacer un robot que pueda hacer lo mismo”, agregó Full.

Etiquetado como: