Tecnología

Feria tecnológica IFA 2014 en Berlín, alemania

Tecnología atrapó la mano y ahora va por su muñeca

Actualizado el 04 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Asiáticos buscan ampliar producción tomada por los celulares y tabletas

Ahora apuestan por los aparatos que se pueden llevar, como los relojes

Tecnología

Tecnología atrapó la mano y ahora va por su muñeca

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Berlín. Los aparatos electrónicos se pasan de las palmas a las muñecas del usuario, como ayer lo evidenciaron Sony y Samsung, al ampliar su oferta de pulseras y relojes, en la principal feria de tecnología europea.

Sus anuncios, en el marco de la Internationale Funkausstellung Berlin (IFA), llegaron un día antes del lanzamiento del reloj Moto 360 de Motorola y a pocas jornadas del arribo de teléfonos iPhone con pantallas más grandes.

Cuando Apple los introduzca, el 9 de setiembre, también podría lanzar eso que apura tanto a los fabricantes asiáticos: un reloj.

Si bien Apple no acude a la IFA, su sombra se cierne aquí sobre Samsung y Sony, pues en Asia más usuarios se inclinan por teléfonos con pantallas grandes, mientras en mercados saturados con teléfonos de alta gama (como Norteamérica y Europa), la relojería electrónica es la nueva ola comercial.

Hay una tendencia, por comodidad o ahorro, a que como los teléfonos inteligentes se han vuelto mejores y capaces de más actividades, en Asia menos personas requieren un dispositivo redundante como una tableta o computadora.

Las ventas mundiales de tabletas cayeron 1,5% en el segundo trimestre de este año porque los consumidores las están cambiando por teléfonos de pantallas grandes, precisó en julio un análisis de la consultora de mercados IDC.

Nuevos iPhone de 4,7 o 5,5 pulgadas, como se prevé, auguran más competencia para Sony y Samsung, que aceleran ya la introducción de relojes y apuestan a phablets , aparatos híbridos: mitad tableta y mitad teléfono.

Samsung, por ejemplo, anunció el Note 4, un teléfono que algunos sentirán enorme en la mano por las 5,7 pulgadas de su pantalla de 2.560 x 1.440 píxeles de resolución.

Incluye una cámara trasera de 16 megapíxeles (MP) y una cámara frontal de 3,7 MP.

Funciona con un procesador 2,7 gigahercios (GHz) más veloz que el del Galaxy S5, lanzado hace meses.

La Note 4 trae 3 gigabytes (GB) de memoria RAM y 32 GB de espacio para almacenamiento o 64 GB si se agrega una tarjeta microSD.

Además, introdujo otra phablet , la Galaxy Note Edge; en esencia similar a la Note 4, excepto por la curvatura en uno de los lados de la pantalla y acabados más finos.

Hace una semana, la firma surcoreana lanzó el reloj Gear S que hace llamadas sobre redes 3G, sin depender de un teléfono.

Sony, por su parte, introdujo una pulsera con pantalla de tinta electrónica y un reloj con el sistema operativo Android Wear de Google, como el que utilizará el reloj que Motorola introducirá hoy.

La Smartband Talk de Sony mide la actividad física y el sueño diario de la persona y puede usarse como manos libres del teléfono.

De paso, Sony actualizó su teléfono Xperia Z3, el cual varía su diseño y dice el fabricante mejora el consumo de batería, para que la carga aguante dos días. Incluye una cámara trasera de 20 megapíxeles y graba video en 4k (Ultra Alta Definición). La pantalla es de 5,2 pulgadas y posee alta definición.

Por último, para sacar músculo en el terreno de los phablets , Sony lanzó la Z3 Tablet Compact, de 8 pulgadas de pantalla en diagonal. Pesa 270 gramos, tiene un grosor de 6,4 milímetros, 3 GB de memoria RAM, 16 GB de espacio y un procesador de 2,5 GB.

Los amantes de los videojuegos deben considerar que en los nuevos teléfonos y la tableta Xperia Compact se podrán jugar videojuegos de la consola PS4, en lugar de hacerlo en la pantalla de TV.

  • Comparta este artículo
Tecnología

Tecnología atrapó la mano y ahora va por su muñeca

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota