Tecnología

¿Netflix en una llave maya?

Actualizado el 04 de agosto de 2013 a las 12:00 am

La idea es que tras una sencilla instalación (y en efecto, es realmente sencilla) podamos disfrutar de las maravillas que ofrece la televisión web en nuestro pantalla favorita.

Tecnología

¿Netflix en una llave maya?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Ilustración: Daniel Solano

Google tiene un tenebroso historial de aciertos y pifias que nos hace examinar cada una de sus propuestas con cautela. Cuando la pega bien, la coloca en el ángulo, pero si resbala... la deja en el palco presidencial. Es por eso que cuando una de sus ideas explota de inmediato uno no puede evitar abrir los ojos de par en par. ¿Qué diablos es el Chromecast y por qué todo el mundo habla de él?

Ciertamente una buena forma de describir el aparatito es “Netflix en una llave maya”, pero va mucho más allá de eso. En efecto, el dispositivo tiene el aspecto físico de una llave maya viejita y gordita, pero en vez de tener una salida USB su extremo inferior ofrece una conexión HDMI, de modo tal que podamos conectarlo directamente al televisor. La idea es que tras una sencilla instalación (y en efecto, es realmente sencilla) podamos disfrutar de las maravillas que ofrece la televisión web en nuestro pantalla favorita.

Ahora bien, no deja de ser cierto que ya existen en el mercado productos que ofrecen estos servicios, desde plataformas robustas como las consolas de videojuegos hasta dispositivos más específicos orientados particularmente a la reproducción del referido contenido digital en la tele (léase Roku 3 o el popular Apple TV). ¿Qué hace tan atractivo al Chromecast entonces? Su precio. Las propuestas de Roku y Apple viajan sobre los $99... Google ofrece su llavecita en $35. Una bomba.

La promoción de lanzamiento ofrecía tres meses gratis de Netflix y terminó de redondear un paquete irresistible

El mercado gringo se dejó seducir de inmediato y saltó a pista sin pensarlo mucho. La promoción de lanzamiento ofrecía tres meses gratis de Netflix y terminó de redondear un paquete irresistible (el costo del trimestre en Netflix es cercano a los $24). Así las cosas en cuestión de dos días se agotó el Chromecast (y en Ebay empezaron los revendedores a hacer de las suyas) por lo que Google tuvo que anunciar que si bien pronto pondría más llavecitas a disposición del público la promoción de Netflix ya no continuaría en el nuevo tiraje. A la fecha de la impresión de esta columna en la página de Amazon todavía se lee: “Temporalmente agotado”.

PUBLICIDAD

Pero... más allá del “factor novedad”... ¿es una buena inversión el Chromecast? Depende de su perfil como consumidor. Primero, tome en cuenta que no funcionará por sí solo, requiere de un dispositivo adicional (tableta, móvil inteligente, portátil) a modo de control remoto. Segundo, por ahora el soporte de plataformas de “streaming” es limitado. Si bien Netflix y los servicios de Google (Google Play, YouTube) están disponibles desde el lanzamiento, todavía no hay tango con Hulu y HBO GO entre otros (aunque se pueden ‘forzar’ desde el navegador... pero la calidad no es la misma). Tercero, no es un dispositivo para reproducir su contenido “local”, se entiende directamente con la nube y por ende no es tan robusto como los aparatitos más caros de los que le hablé recién.

A pesar de estas limitaciones es incuestionable que el precio es muy atractivo, así que puede ser la solución ideal para quienes apenas se aventuran en el arte de disfrutar (por ejemplo) de una maratón de House of Cards sin anuncios y cuando a usted se le antoje, desde su sillón o su cama. Créame, es toda una experiencia religiosa.

  • Comparta este artículo
Tecnología

¿Netflix en una llave maya?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota